MILENIO DIGITAL
8 de junio de 2017 / 08:57 a.m.

MÉXICO.- La Procuraduría General de la República (PGR) cumplimentó una orden de aprehensión contra una persona vinculada en el homicidio del periodista Maximino Rodríguez Palacios, miembro del Colectivo Pericú.

Un juez de control de La Paz libró el mandamiento judicial contra Luis “N”, quien se presume forma parte del grupo criminal denominado Fuerzas Especiales de Dámaso, brazo armado del cártel de Sinaloa, que opera en Baja California Sur.

Al sospechoso también se le vincula con otros eventos de violencia en el sur del estado y La Paz, los cuales son investigados por la PGR y la procuraduría de la mencionada entidad.

Por su parte, el agente del Ministerio Público Federal adscrito a la Fiscalía Especial para la Atención de delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) solicitó una orden de aprehensión por el delito de homicidio contra tres imputados, que fueron detenidos el 1 de junio por el asesinato del periodista.

Los tres presuntos delincuentes fueron identificados como Juan Antonio de la Peña González, José de Jesús Cano Vega y Sergio Asunción Sedano, quienes forman parte de las Fuerzas Especiales de Dámaso en Los Cabos, dirigido por un sujeto conocido como El Colores.

Este individuo operaba bajo las órdenes de Dámaso López Núñez, El Licenciado, uno de los líderes del cártel de Sinaloa, detenido en la Ciudad de México el pasado 2 de mayo.

El Licenciado ayudó a escapar a Joaquín El Chapo Guzmán del penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, en 2001, y se enfrascó en una guerra contra los hijos de El Chapo, situación que ha dejado decenas de muertes en Sinaloa.

Eso provocó que López Núñez buscara aliarse con el cártel de Jalisco Nueva Generación para combatir a los hijos de El Chapo.

De acuerdo con las investigaciones de la PGR y la Procuraduría de Baja California Sur, el periodista Maximino Rodríguez fue asesinado por órdenes de El Colores.

Se presume que el asesinato tuvo su origen por una publicación que Rodríguez realizó, en la que denunció una serie de delitos cometidos por el grupo criminal.

A raíz de este crimen, agentes de las policías Federal y Estatal cumplimentaron mandamientos ministeriales y lograron la captura de los presuntos sicarios Juan Antonio de la Peña, José de Jesús Cano y Sergio Sedano, quienes estaban a las órdenes de El Colores.

Los sospechosos están relacionados en al menos nueve crímenes más perpetrados en diversas localidades de la entidad.


mmr