7 de febrero de 2015 / 02:30 a.m.

Washington.- Las autoridades de los Estados Unidos confirmaron el viernes que los dos narcotraficantes y hermanos hondureños están en centros de detención federal de ese país sin detallar cómo llegaron a ese país.

"Los distinguidos hermanos ya están en Estados Unidos", dijo William Brownfield, Subsecretario de Estado para la lucha contra las drogas.

Los hermanos Javier y Leonel Rivera Madariaga fueron declarados narcotraficantes en 2013 junto a sus padres y dos hermanos más - que se encuentran en paradero desconocido- y han sido señalados como líderes de un cártel del narcotráfico denominado "Los Cachiros", con centro de operaciones en el departamento de Colón, situado en la costa caribe del norte de Honduras.

Javier Rivera Madariaga compareció ante un juez federal de Miami el 26 de enero y está en una prisión federal del sur del Estado de Florida. Enfrenta una condena máxima a prisión perpetua y se declaró inocente de la acusación que enfrenta: asociación ilícita para distribuir cocaína a sabiendas de que sería importada a Estados Unidos entre 2008 y 2013, en Colombia, Venezuela, Honduras y "otros lugares" no identificados.

La información del expediente no especifica cuando Javier Rivera llegó a Estados Unidos ni cómo lo hizo, si se entregó solo a las autoridades o si fue extraditado. Respecto a su hermano Leonel Rivera no existe ninguna información en los expedientes de la justicia del estado de Florida.

Ni las autoridades hondureñas ni las de los Estados Unidos han dado detalles sobre el modo en que ambos detenidos llegaron a una prisión federal en los Estados Unidos. Las autoridades hondureñas han manifestado que le corresponde a los Estados Unidos explicarlo.

La Embajada de los Estados Unidos en Honduras informó en septiembre de 2013 sobre una operación en la que decomisaron a los hermanos Rivera 71 cuentas bancarias. Posteriormente, el director de la Oficina de Bienes Incautados de Honduras denunció que habían sido vaciadas de antemano y que los hermanos habían sido advertidos de la operación.

En aquel momento también les confiscaron cinco empresas, un zoológico, una empresa de palma africana, una mina, una inmobiliaria y una empresa ganadera y se congelaron todos sus activos en los Estados Unidos. Los ahora detenidos tuvieron tiempo de llevarse todos los documentos que permitían que las autoridades hondureñas manejasen las empresas incautadas, según la Oficina de Bienes Incautados.

Según el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, "Los Cachiros" coordinaban el movimiento de drogas por tierra, mar y aire desde y hacia Honduras para organizaciones de tráfico de drogas colombianas y mexicanas, incluyendo al Cartel de Sinaloa.

Según los informes, los Rivera controlaban el 90% de las pistas de aterrizaje clandestinas de Honduras, un país por donde pasa más del 80% de la cocaína que llega a los Estados Unidos, alrededor de 100 toneladas al año, según el Comando Sur de ese país.

FOTO: Especial 

AP