MULTIMEDIOS DIGITAL
12 de junio de 2016 / 08:53 a.m.

Oaxaca.- Policías federales detuvieron a Rubén Núñez y Francisco Villalobos Ricárdez, líder y secretario de Organización de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

El primero fue capturado en un operativo realizado entre la PGR y la PF en Ecatepec, Estado de México, mientras que el secretario fue detenido en el municipio Salina Cruz, en Oaxaca, por el delito de robo agravado.

La noche del sábado, fuerzas federales y estatales de seguridad recuperaron la sede del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) que la CNTE mantenía bajo su control desde hace dos semanas.

Sin embargo, pervio al enfrentamiento, radicales de las organizaciones aliadas trataron incendiar la sede del IEEPO en represalia por la detención de Villalobos Ricárdez.

Los policías antimotines lanzaron gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes que trataron de prender fuego a varios vehículos que mantenían retenidos, pero los bomberos lograron sofocar los siniestros, sin que el conflicto pasara a mayores.

El 27 de mayo pasado, la PGR obtuvo de un juez federal órdenes de aprehensión contra Rubén Núñez, secretario general de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, y contra Villalobos Ricárdez, secretario de Organización del gremio, cuyos nombres aparecen en la lista de 25 mandatos judiciales pendientes por ejecutar contra integrantes del magisterio disidente de Oaxaca.

La Comisión Política de la sección 22 de la CNTE dio a conocer que pese a las detenciones, el movimiento seguirá vigente y no cesarán las manifestaciones callejeras hasta lograr la respuesta a sus planteamientos.

Lilia Ortiz, representante de la gremial, afirmó que el movimiento es de bases no de líderes, y activó la fase de alerta ante la ola represiva desplegada por la Federación para "descabezar" su movimiento.

Al cierre de la edición, se supo que en el zócalo oaxaqueño los profesores ordenaron a sus cuerpos de seguridad interna reforzar la presencia para evitar su desocupación con el uso de la fuerza pública; se esperaba un nuevo enfrentamiento durante la madrugada.

En un comunicado, la sección 22 de la CNTE acusó al gobierno de Gabino Cué y al presidente Enrique Peña Nieto de la "represión".

En tanto, las fuerzas federales y estatales reinstalaron el operativo de resguardo de la sede del IEEPO para evitar una nueva toma por parte de los inconformes.