MILENIO DIGITAL
8 de marzo de 2017 / 01:43 p.m.

DALLAS.- La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) lanzó una campaña para tratar de capturar al mexicano Eduardo ‘El Tablas’ Ravelo, uno de los 10 fugitivos más buscados por esa agencia, acusado de ordenar los asesinatos de tres personas relacionadas con el consulado de Estados Unidos en Ciudad Juárez, Chihuahua.

La campaña, incluye publicidad en redes sociales, anuncios de video de servicio público y carteleras digitales en el área de El Paso, Texas.

Esta campaña del organismo estadounidense se lanza a unos días de cumplirse el séptimo aniversario de los homicidios de la empleada del consulado de Estados Unidos en Ciudad Juárez, Leslie Ann Enríquez Catton, de su esposo Arthur Redfels y de Jorge Alberto Salcido Ceniceros, casado con otra empleada del consulado.

“Es una tremenda injusticia para las víctimas, sus seres queridos y la comunidad, cada vez que un asesinato no se resuelve", dijo en un comunicado el agente especial del FBI a cargo de la División de El Paso, Douglas E. Lindquist.

"Ravelo ha sido acusado en relación con un asesinato extremadamente violento que le quito la vida a una mujer joven y privó a una niña del amor de su madre para siempre.

El FBI nunca olvidará, y continuará agresivamente persiguiendo a Eduardo Ravelo hasta que él sea encontrado, capturado, y conducido a la justicia”, indicó.

Ravelo fue acusado por las autoridades federales de Estados Unidos en enero de 2008 de múltiples cargos derivados de sus actividades como líder de la pandilla 'Barrio Azteca', incluyendo crimen organizado, lavado de dinero y conspiración para distribuir y poseer sustancias controladas.

El 20 de octubre de 2009, Ravelo fue incluido en la lista de los 10 fugitivos más buscados por el FBI. En marzo de 2011, las autoridades estadounidenses formularon una segunda acusación federal en su contra para incluir cargos adicionales derivados de su participación en el asesinato de Lesley Enríquez y su esposo el 13 de marzo de 2010.

Según testimonios ante las cortes estadounidenses de ex miembros de la pandilla 'Barrio Azteca', Ravelo se mantiene operando en Ciudad Juárez, protegido por decenas de guardaespaldas, miembros de la pandilla.

Ravelo, cuya edad se estima entre 48 y 50 años de edad, utiliza varios apodos incluyendo los de Eduardo Acevedo, Eddie Ravelo, Eduardo Simental Ruiz, Eduardo Sáenz, Eddie Rabelo, Javier, Antonio Rivas, Santillán Payan y Santiago, entre otros.

El FBI lo describe como un hombre de 1.79 metros de altura, con un peso de entre 68 y 80 kilogramos, con ojos cafés y cabello negro o calvo.

Ravelo tiene una cicatriz en la cara y tatuajes en su pecho, abdomen y espalda, aunque se sospecha que pudo haberse sometido a una cirugía plástica e incluso alterado sus huellas digitales.