NOTIMEX 
16 de abril de 2015 / 09:12 p.m.

México.- Con 264 votos en favor, 68 en contra y una abstención, la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular el dictamen para crear la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

El resultado se obtuvo después de un intenso debate que se prolongó por más de cinco horas, en el que los legisladores del PRI, PAN, PRD, PVEM, Nueva Alianza y Movimiento Ciudadano reconocieron las ventajas de esa propuesta para combatir la corrupción y la opacidad.

En tanto, los representantes del Partido del Trabajo (PT) y de la agrupación de diputados de Morena, desde el principio, fijaron su postura de rechazar ese dictamen, con el argumento de que tiene contradicciones y de que es una iniciativa que no va a fondo para permitir la rendición de cuentas y la transparencia.

Los legisladores de Movimiento Ciudadano, Morena, Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Partido Acción Nacional (PAN) presentaron 36 reservas a diversos artículos del dictamen elaborado por la Comisión de Gobernación.

El decreto avalado por el pleno de la Cámara de Diputados, que reglamenta el Artículo sexto de la Constitución, se turnó al Poder Ejecutivo para sus efectos constitucionales.

Al hablar a nombre del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Adolfo Bonilla Gómez estableció que la expedición de la ley en materia de transparencia fortalece el derecho humano a la información y marca un nuevo rumbo entre el poder y la ciudadanía, al permitir sancionar los excesos y las irregularidades que dañan a la administración pública.

"Promoverá, fomentará y difundirá la cultura de la transparencia en el ejercicio de la función pública, en el acceso de la participación ciudadana y la rendición de cuentas, a través del establecimiento de políticas públicas que lo garanticen", dijo.

Señaló que una vez que entre en vigor, con la creación de una plataforma nacional de transparencia, permitirá que sea efectivo el ejercicio de derechos previstos en la Constitución y en tratados internacionales, coadyuvando a que la sociedad recupere la confianza en las instituciones.

El perredista Fernando Belaunzarán Méndez expuso los beneficios de la reforma y en "muchas iniciativas debiera hacerse como se hizo en esta Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública".

Explicó que en el diseño de esa legislación "estuvo la sociedad civil con los académicos, que no son improvisados, y desde hace mucho tiempo han trabajado la transparencia, y los grupos parlamentarios del Senado".

Dijo que pese a ello "hay pendientes. Claro, se avanzó, ahora los grupos parlamentarios tendrán que dar a conocer su informe semestral, pero falta que sean sujetos obligados".

Al manifestar la postura del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), la diputada Ruth Zavaleta Salgado subrayó que esa ley complementa el sistema nacional anticorrupción y "revoluciona el Estado mexicano en su sistema democrático".

Señaló que garantiza el derecho al acceso a la información "porque la información es poder", y permitirá calificar el ejercicio de los recursos y la eficacia que tiene cada uno de los gobiernos. "Se va a acabar la simulación", enfatizó.

En su oportunidad, el panista Fernando Rodríguez Doval señaló que "esta ley es de enorme relevancia para México, tendrá que complementarse con otras leyes y deberá ir de la mano con el nuevo sistema nacional anticorrupción que se discute en el Senado".

Aseguró que la transparencia es una de las conquistas políticas que México puede exhibir a la sociedad y al mundo, precisamente consolidando este derecho a la información.

Por Nueva Alianza intervino la legisladora María Sanjuana Cerda Franco, quien aseguró que la ley general de transparencia y acceso a la información pública tiene un alto significado político, obedece a la necesidad de incrementar la calidad de la democracia y es una respuesta al intenso reclamo ciudadano sobre transparencia, rendición de cuentas y castigo a la corrupción.

Destacó que "esta nueva ley empoderará a la ciudadanía” y reducirá el alejamiento entre ésta y autoridades".

La diputada Nelly del Carmen Vargas Pérez, de Movimiento Ciudadano, expresó que toda ley es perfectible.

Al establecer la postura del PT, Lilia Aguilar Gil expresó que la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública es dual, esquizofrénica y contradictoria, por lo que su bancada votaría en contra.

El diputado Manuel Huerta Ladrón de Guevara señaló que de nueva cuenta "se legisla para hacer inoperantes los derechos fundamentales de los ciudadanos, en el caso particular el derecho a la información y la obligación del Estado para garantizar dicho derecho".