MELISA GARZA, MULTIMEDIOS DIGITAL
15 de septiembre de 2015 / 06:28 a.m.

Monterrey.- Tras darse a conocer que uno de los mexicanos muertos por el ataque en Egipto provenía de Tamaulipas, se trajo a la memoria las tragedias mundiales en donde lamentablemente se han visto involucrados connacionales tamaulipecos.

La fortuna no ha estado del lado de dichos turistas, pues varios de ellos han visto convertir sus vacaciones en desastrosas tragedias, muchas veces sin poder vivir para contarlo.

Uno de los accidentes más recordados y lamentados fue el de Daniela Ayón, ocurrido el 24 de marzo en el sur de Francia, donde la joven proveniente de Tampico, Tamaulipas, falleció a causa del avionazo provocado por un piloto suicida en los Alpes franceses.

Ayón era descrita como una mujer ‘soñadora’, y era maestra de yoga; había creado su propia empresa llamada Danisha Meditation Training y recorría la República Mexicana dando cursos de su gran pasión y meditaciones avaladas por la Asociación de Yoga & Meditación de India.

En el accidente murieron 150 personas.

OTRO AVIONAZO

Durante otro accidente de avión, pero suscitado dos años antes, en junio de 2013, en el municipio de Ixchiguan, Guatemala falleció el tamaulipeco Eduardo Castillo Pérez, piloto del avión Cessna de matrícula XB-MSN

Daniela Ayón
Daniela Ayón, amante del yoga, era proveniente de Tampico, Tamaulipas. | FACEBOOK
4 AÑOS ATRÁS; VÍCTIMAS DEL ROYALE

Y aunque fue tragedia nacional, un hecho que trascendió por el mundo fue el atentado al Casino Royale, donde se informó que al menos dos tamaulipecas fueron víctimas mortales del hecho.

Una de las fallecidas en el inolvidable siniestro era Lucia del Carmen Anguiano Lugo, prima de la ex diputada Blanca Rosa García y residente del puerto de Tampico

royale
Lucia del Carmen Anguiano Lugo era residente del puerto de Tampico. | ARCHIVO
Y EL SUSTO, ¿QUIÉN SE LOS QUITA?

Sin embargo, no todo tiene un final fatal, también hay afortunados que, a pesar de haber presenciado tragedias mundiales, han logrado regresar a su hogar con vida para contarlo.

Tal es el caso del tamaulipeco Eduardo Chenandoa Ramírez Santiso, quien se encontraba en un monasterio mientras se registró el catastrófico temblor de 7.8 grados en Nepal, en abril de este año.

Ramirez Santiso, de 27 años, había sido reportado como desaparecido tras el terremoto, pero posteriormente fue contactado por su familia, a quien relató los angustiantes momentos que vivió en el lugar..

Ramírez Santiso
Ramírez Santiso se encontraba en un monasterio mientras se registró el catastrófico temblor. | ESPECIAL

Toda la familia: Otra de las situaciones más famosas fue la de los rehenes mexicanos del atentado terrorista en Túnez. Los ocho afortunados que lograron salir ilesos eran provenientes de Tampico, Tamaulipas.

El ataque se dio en el Museo Nacional Bardo el 18 de marzo de este año, donde hombres armados irrumpieron en el lugar y atacaron a un grupo de turistas. El hecho fue considerado como ‘uno de los más catastróficos ataques extremistas en el noroeste africano contra ciudadanos de Occidente’.

Entre los turistas afectados estaba Jorge Manzur, ex candidato a diputado local, con su esposa y dos hijos, quienes disfrutaban de un viaje con motivo de un aniversario de boda. Afortunadamente ninguno de los mexicanos resultó herido.

Atentado Túnez
El atentado dejó más de 20 muertos. | AP

Uno más: el jugador tamaulipeco Alan Pulido se llevó un susto el pasado mes de junio durante su viaje hacia Grecia, pues el avión de Aeroméxico donde viajaba tuvo que aterrizar en Irlanda debido al incendio presentado en una bodega de carga.

LA TRAGEDIA ACTUAL

Este lunes se ha informado que hay al menos dos mexicanos muertos a causa del ataque por parte de la fuerzas egipcias, uno de ellos Luis Barajas Fernández, oriundo de Tamaulipas, quien viajaba con su esposa y sobrina.

Los hechos fueron confirmados por la hermana de la víctima, Ana Barajas, y se informó que su esposa, Susana Calderón Gallegos, se encuentra hospitalizada.

Hasta el momento se desconoce la identidad y origen de los demás mexicanos involucrados en la tragedia.