NOTIMEX
4 de agosto de 2016 / 01:16 p.m.

MÉXICO.- El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) estimó que la tormenta tropical Earl seguirá debilitándose en las próximas horas hasta degradarse a depresión tropical cerca de las 19:00 horas, aunque persiste el riesgo de lluvias intensas.

El organismo indicó que actualmente el meteoro se desplaza en tierra sobre el norte de Guatemala, con vientos máximos sostenidos de 19 kilómetros por hora.

Earl se ubica a 260 kilómetros al sureste de Ciudad del Carmen, Campeche, a 335 kilómetros al este-sureste de Villa Hermosa, Tabasco, y a 185 kilómetros al oeste de Belice.

Como consecuencia de su paso por territorio mexicano persiste el pronóstico de tormentas puntuales torrenciales en Campeche, Tabasco, Chiapas y Veracruz, de tormentas puntuales intensas en Oaxaca y Quintana Roo, y muy fuertes en Yucatán.

También se esperan vientos fuertes con rachas de hasta 65 kilómetros por hora en Quintana Roo, Campeche y Tabasco, y oleaje elevado de hasta 2.5 metros en las costas de esas entidades.

Debido a su trayectoria hacia el suroeste del Golfo de México se recomienda a la población extremar precauciones por lluvias, viento y oleaje, incluyendo la navegación marítima.

Asimismo atender las recomendaciones emitidas por las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil en cada entidad.

En tanto en su cuenta en Twitter @LUISFELIPE_P, Luis Felipe Puente, coordinador nacional de Protección Civil, recomendó a la población tomar precauciones para evitar inundaciones y encarchamientos por el paso del fenómeno.

Indicó que el Sistema Nacional de Protección Civil mantiene las alertas roja, naranja, amarilla, verde y azul en siete estados del sureste de la República mexicana.

Mediante la red social Puente Espinosa, funcionario de la Secretaría de Gobernación (Segob), pidió a la población mantener las coladeras limpias para evitar que la basura las tape.

Depositar la basura en su lugar, no arrojarla en espacios públicos, alcantarillas, barrancas y ríos e informar a las autoridades de los cambios en los ríos y quebradas, como el olor y el aumento o disminución de flujo de agua.

También revisar las obstrucciones de sumideros y otras estructuras que impidan el desagüe de agua y de lluvia, podar los árboles, recoger hojas y ramas para evitar que obstruyan el paso del agua y reportar vehículos que descarguen el cascajo o desechos en forma clandestina.

El funcionario además recomendó un plan familiar de contingencia para cualquier tipo de emergencia según el nivel de alerta, azul, roja, naranja y verde.