17 de octubre de 2014 / 06:16 p.m.

Cozumel.- Un crucero en el que viaja una trabajadora de la salud que está siendo monitoreada para detectar indicios de ébola no recibió autorización para atracar en Cozumel, México, un día después de que Belice se negó a que el pasajero bajara del buque en su territorio.

La trabajadora, del área de Dallas, trabajó con una muestra de laboratorio de un hombre liberiano que murió de ébola semanas atrás en el Hospital Texas Health Presbyterian, dijeron funcionarios del gobierno de Barack Obama. La mujer se colocó a sí misma en cuarentena a bordo del crucero en el Caribe y está siendo monitoreada para detectar síntomas de la enfermedad, agregaron.

La mujer no había mostrado indicios de la enfermedad y ha estado asintomática 19 días, dijo la portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki.

La línea de cruceros dijo el viernes que después de no recibir la autorización, la nave partió de aguas de Cozumel poco después del mediodía del viernes para volver a su puerto de origen, en Galveston, Texas, el domingo por la mañana, como estaba programado originalmente.

"Lamentamos enormemente que esta situación, que estaba completamente fuera de nuestro control, haya evitado que la nave hiciera su visita programada a Cozumel y la decepción resultante entre nuestros viajeros", dijo Carnival en un comunicado. Los pasajeros recibirán un crédito de 200 dólares en sus cuentas y un descuento del 50% para cruceros futuros.

El crucero, Carnival Magic, también hizo una parada en Belice, pero las autoridades de ese país no permitieron que la pasajera dejase el barco. En una declaración, el gobierno de Belice dijo que había rechazado un pedido de Estados Unidos de que se permitiese a la mujer regresar al país a través del aeropuerto de Ciudad Belice.

"Ejerciendo cautela, el gobierno de Belice decidió no facilitar el pedido estadounidense de asistencia para evacuar a la pasajera por el Aeropuerto Internacional Philip Godson", dijo la declaración.

Psaki agregó que cuando la mujer dejó Estados Unidos en el crucero desde Galveston, Texas, el 12 de octubre, las autoridades de salud solamente estaba requiriendo auto monitoreo.

Carnival Cruise Lines dijo en una declaración que la mujer, una supervisora de laboratorio, seguía aislada "y no es considerada un riesgo para pasajeros ni tripulantes".

"Estamos en contacto estrecho con los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) y en estos momentos se ha determinado que el curso apropiado de acción es simplemente mantener a la pasajera aislada a bordo", dijo la declaración.

Una portavoz de la compañía de crucero, Jennifer De La Cruz, dijo que cuando el Carnival Magic atracó en Belice, a los pasajeros se les permitió desembarcar, con la excepción de la trabajadora de salud y su esposo.

FOTO: EspecialAP