MILENIO DIGITAL/LILIANA PADILLA
4 de agosto de 2015 / 07:56 a.m.

México.- El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que frente al escenario económico mundial, otros países se encuentran en peor situación que México, y atribuyó ese hecho a que el gobierno ha actuado con responsabilidad para mantener la estabilidad.

Aunque reconoció que el crecimiento no está en los niveles deseados, recalcó que "otras economías del mundo les ha ido peor, han enfrentado escenarios todavía más adversos".

México,
dijo, "ha optado por la ruta de la responsabilidad, porque el gobierno realmente asuma de forma seria y responsable las decisiones que le permitan blindarse de mejor manera, y finalmente seguir avanzando en la ruta del crecimiento económico".

Durante la inauguración del distribuidor vial Ignacio Pichardo Pagaza, en San Mateo Atenco, el Ejecutivo sostuvo también que el país busca proyectar confianza a todo el mundo y por eso, "mantiene su ruta de crecimiento, mantiene las medidas y asume decisiones con responsabilidad para cuidar las variables macroeconómicas, esas que le dan fortaleza a nuestra economía y nos permiten seguir creciendo y tener desarrollo".

Peña dijo ante los mexiquenses que "nadie es ajeno a que el mundo enfrenta momentos difíciles y adversos y de una gran volatilidad económica. En México los sentimos, el escenario global es muy difícil y lamentablemente nos toca observar cómo diferentes regiones enfrentan desaceleración, incluso teniendo crecimientos negativos en sus economías".

El titular del Ejecutivo resaltó que el hecho de que el impacto económico no haya sido tan severo como en otros países, tiene también relación con las reformas estructurales aprobadas el primer trienio de su gobierno, y que permitieron romper las inercias que impedían tener mejores condiciones de bienestar.

Se refirió en particular a la reforma educativa, y apuntó que es la más importante de las aprobadas en 2013, porque va a fondo y de raíz de lo que es necesario enderezar, para que la sociedad tenga un mejor porvenir.

Acompañado del ex gobernador, Ignacio Pichardo, el mandatario mexiquense, Eruviel Ávila y el jefe de la oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño, así como el secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, el Presidente aseguró que su gobierno tiene claro que junto a las reformas aprobadas, "son cambios de fondo, estructurales para que el país tenga de dónde tomarse para seguir creciendo".

En tanto, el gobernador Eruviel Ávila dijo: "Además de esta gran obra, me es grato informarles que 2016 será el año de la gran cosecha en materia de infraestructura, porque se ha sembrado mucho por el gobierno federal, también el Estado de México está haciendo su parte; es decir, 2016 será un año lleno de éxito, lleno de beneficios, como tenemos hoy también en 2015".

El distribuidor vial que lleva el nombre del ex gobernador mexiquense, tuvo un costo de 307 millones de pesos y forma parte del Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018, que solo para el Estado de México tiene inversiones por 7.7 millones de pesos en 743 proyectos.

La obra beneficiará a más de 800 mil habitantes, principalmente de Toluca y su zona conurbada, consta de un kilómetro 760 metros de longitud y permitirá disminuir hasta en 30 minutos los tiempos de traslado de más de 30 mil automovilistas diariamente.