REUTERS
26 de enero de 2016 / 06:25 p.m.

WASHINGTON.- El Banco Mundial recortó su previsión para los precios del petróleo para este año en 14 dólares, a 37 dólares por barril, en medio de un creciente suministro y perspectivas de un debilitamiento de la demanda de los mercados emergentes.

En su perspectiva anual para los Mercados de Materias Primas, el Banco Mundial redujo su pronóstico de precios para 37 de 46 productos básicos, incluido el petróleo.

Los economistas del Banco Mundial dijeron que seguiría viéndose una débil demanda, frente a un suministro de petróleo que permanece en alza por la reanudación de las exportaciones iraníes, la continua producción estadounidense y un invierno más cálido de lo habitual en el Hemisferio Norte.

Los precios del petróleo bajarían otro 27 por ciento en 2016 después de la caída del 47 por ciento del año pasado, según las perspectivas. El BM hace el cálculo sobre la base de un promedio de los crudos Brent, Dubái y West Texas Intermediate.

"Los bajos precios del petróleo y de las materias primas están propensos a quedarse con nosotros por algún tiempo", dijo John Baffes, economista senior y autor principal del informe.

El referencial global Brent cotizó el lunes en unos 30 dólares por barril y el crudo en Estados Unidos por debajo de ese nivel. Pero repuntaban el martes por expectativas a un acuerdo entre los productores de la OPEP y fuera del bloque para recortar el suministro.

Los economistas del Banco Mundial dijeron que esperan una recuperación gradual en los precios del crudo a medida que avance el 2016, aunque el repunte será menor al registrado años anteriores tras fuertes declives, como en 2008, 1998 y 1986.

Un sondeo de Reuters en enero mostró que es poco probable que los precios suban mucho este año, por la conjunción de una demanda débil con una oferta en constante aumento, aún cuando se espera una moderación en la producción.

Funcionarios de miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo dijeron que el mercado comenzaría a equilibrarse solo.

"Ya estamos viendo algunas señales de que los fundamentos del suministro y la demanda comenzarán a corregirse en el 2016", dijo el secretario general de la OPEP, Abdullah al-Badri.