REUTERS
29 de enero de 2016 / 11:29 a.m.

MÉXICO.- El desempeño de la economía mexicana mejoró levemente en el 2015 de la mano del sector servicios, pero la actividad industrial ligada a Estados Unidos se estancó al cierre del año pasado en medio del volátil entorno internacional.

El Producto Interno Bruto (PIB) de México se expandió un 2.5 por ciento interanual en el 2015, según cifras preliminares publicadas el viernes por el instituto nacional de estadísticas INEGI.

El crecimiento del PIB superó al 2.4 por ciento estimado por 15 analistas en un sondeo de Reuters y coincidió con la proyección dada recientemente por el secretario de Hacienda, Luis Videgaray. 

En el 2014, el PIB se expandió un 2.3 por ciento de acuerdo con las cifras oficiales revisadas.

En el cuarto trimestre del 2015, la economía creció un 0.6 por ciento a tasa desestacionalizada, según el cálculo preliminar, superando la expectativa de 0.5 por ciento del sondeo pero a un ritmo menor que el 0.8 por ciento del tercer trimestre.

La expansión de la economía mexicana entre octubre y diciembre estuvo liderada por el sector comercial y de servicios -el de mayor contribución al PIB- que creció un 0.9 por ciento, dijo el INEGI.

En tanto, las actividades secundarias, entre las que se incluye la industria local, no registraron variación frente al trimestre previo, dando una señal de debilitamiento del vital sector manufacturero, según el analista de Barclays, Marco Oviedo.

"Creemos que los vientos en contra vienen del exterior y que el sector industrial probablemente disminuirá 0.2 por ciento en el primer trimestre de 2016, sin embargo los servicios podrían permanecer resilientes en este entorno", dijo Oviedo.

La industria mexicana está enfocada a satisfacer la demanda de Estados Unidos, principal socio comercial del país y destino de un 80 por ciento de sus exportaciones.

El crecimiento económico de Estados Unidos se frenó bruscamente en el cuarto trimestre debido a que las empresas incrementaron los esfuerzos para reducir un exceso de inventarios, mientras que la fortaleza del dólar y la debilidad de la demanda global pesaron sobre las exportaciones de ese país. 

Varios expertos coincidieron en que el impulso de la demanda externa permanecería deprimido en el primer trimestre de 2016 debido a una desaceleración de la industria estadounidense y por el derrumbe de los precios del petróleo.

Las actividades agropecuarias, por su parte, mostraron en el cuarto trimestre una contracción del 1.7 por ciento frente al tercero.

A tasa interanual, el PIB mexicano creció un 2.5 por ciento en el último trimestre del 2015.

Las cifras definitivas del INEGI para el PIB trimestral y total del 2015 serán publicadas el próximo 23 de febrero.