18 de febrero de 2015 / 04:49 p.m.

Trípoli.- El Estado Islámico (EI) secuestró a 35 ciudadanos egipcios horas después de los bombardeos de Egipto contra posiciones yihadistas en Libia, en respuesta a la decapitación de 21 cristianos coptos egipcios, informó hoy la prensa libia.

Los secuestros tuvieron lugar el lunes durante redadas realizadas en zonas bajo control del grupo yihadista Ansar al Sharia -incluido hace unos meses en la lista de organizaciones terroristas- y grupos extremistas afines al Estado Islámico.

El diario The Libya Herald precisó que los 35 egipcios, la mayoría trabajadores agrícolas que cruzaron la frontera en busca de empleo, fueron capturados tras los ataques egipcios en las ciudades costeras libias de Derna y Sirte, los cuales siguieron esta madrugada.

Los bombardeos de Egipto, en coordinación con las fuerzas libias, contra posiciones yihadistas -campamentos, sitios de entrenamiento y depósitos de armas- se ha cobrado la vida de al menos 64 supuestos yihadistas y siete civiles, entre ellos tres menores de edad.

El comandante de la Fuerza Aérea de Libia, general Saqer al-Joroushi, indicó que los ataques aéreos han destruido un campo de entrenamiento, armamento y una vivienda en la que había misiles antiaéreos pertenecientes al EI.

Según el portavoz del Ejército libio, mayor Mohamed Hegazy, los bombardeos egipcios han alcanzado el 95 por ciento de sus objetivos en territorio libio.

La fuerza aérea egipcia reanudó este martes los bombardeos contra posiciones del EI en Libia, en reacción a la decapitación de 21 coptos egipcios que fueron secuestrados recientemente en la ciudad de Sirte, en el norte de Libia, por extremistas leales al grupo yihadista en ese país.

Los 21 cristianos coptos egipcios, que habían viajado a Libia en búsqueda de empleo, fueron llevados a una playa, forzados a arrodillarse y posteriormente decapitados, según muestra un video emitido en un sitio web que respalda al EI.

El ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Sameh Shukri, viajó a Nueva York como primera escala de una gira en la que pedirá a la comunidad internacional que "afronte su responsabilidad" y adopte medidas "fuertes y efectivas" contra las organizaciones terroristas.

En Egipto, cientos de personas se reunieron la víspera en una iglesia copta de la localidad de al-Our, al sur de El Cairo, para honrar a los 21 cristianos decapitados por los yihadistas, informó el diario egipcio Al Ahram.

Durante la ceremonia, a la que acudieron diversas autoridades, mujeres vestidas de negro pidieron venganza para sus hijos, maridos y familiares.

El vocero del gobierno egipcio, Hosam al Qawish, prometió a cada familia de los fallecidos, que consideró como mártires, una compensación de 100 mil libras egipcias (unos 13 mil dólares), según la agencia de noticias Mena.

FOTO: Reuters

TEXTO: NOTIMEX