RICARDO ALANÍS
9 de octubre de 2015 / 02:21 p.m.

Monterrey.- Amagar con un embargo le valió a una empresa que el municipio de Monterrey le girara un cheque con valor de 602 mil pesos por un adeudo heredado de la administración anterior de Fernando Larrazabal Bretón como alcalde.

Desde las 13:30, aproximadamente, Francisco Javier Gutiérrez, abogado de la empresa Impulsora y Comercializadora General SA, llegó al Palacio Municipal acompañado de un representante del Juez Séptimo Concurrente con un requerimiento mediante el que se advertía que de no pagar se procedería al embargo, e informó que la deuda original era de 900 mil pesos.

Posteriormente Gutiérrez procedió a una reunión con Francisco de la Cruz, director jurídico del municipio de Monterrey, en la sala de juntas de la alcaldesa Margarita Arellanes, la cual duró más de cinco horas.

Luego el abogado salió y anunció a los medios de comunicación que llegaron a un acuerdo donde la autoridad le entregó un cheque de 602 mil pesos.

"Era por un adeudo que tenía con la empresa como proveedor, respecto a un servicio de imprenta prestado en administraciones pasadas de cerca de 600 mil pesos, y llegamos a un acuerdo de que se va a pagar por parte del municipio y ya sería para finiquitar el asunto.

"Era un requerimiento de que en caso de negativa se procedería a un embargo, pero como el caso en cuestión se arregló no hay necesidad de tal hecho. Ya está sujeto para la liquidación, no tanto el que termine la administración o no, simplemente es el municipio sin diferencia de administración. Es un acuerdo en el que tenemos un plazo corto para que se liquide el adeudo. Ya tenemos el acuerdo para que se liquide lo más pronto posible el monto", dijo.

Expresó que se trata de un procedimiento que llevaron mediante un litigio desde el 2011, debido a que no hubo una respuesta por parte del Ayuntamiento para pagar la deuda, por ello se ejerció la acción legal y se procedió al juicio hasta estas consecuencias.

Dijo que lo que se les debía era por concepto de materiales de imprenta en general, y entre otros productos fue la impresión de informe de gobierno de la gestión anterior, además de rotulación de vehículos, entre otros.

Por su parte, Francisco de la Cruz, director jurídico de Monterrey, expresó que con este cheque entregado y que será cobrado a partir del lunes, concluyó este proceso judicial.

"Vinieron a hacer un requerimiento de pago y accedimos a llegar a un arreglo con ellos y ya terminó el proceso judicial. No se llegó a eso (al embargo). El monto son 602 mil pesos más intereses y gastos y costas; el arreglo al que llegamos fue liquidarles el adeudo principal y ellos nos condonaron los accesorios, o sea los intereses y los gastos. Es un adeudo que viene desde el 2011, es un juicio que viene arrastrando la administración y ahora concluyó y había que cumplir con la sentencia del juez"

"Esta deuda viene desde el 2011, son como el 36 por ciento lo que es el interés legal, aproximadamente y gastos y costas son 14, 15 por ciento de la suerte principal. Ellos reclamaban ya en suma como 900 mil pesos y acordamos en pagarles 602 mil pesos".

El fallo del juzgado se dio hace dos meses y el municipio interpuso dos recursos que finalmente no prosperaron y esta autoridad tuvo que pagar.