MILENIO DIGITAL
7 de septiembre de 2017 / 03:48 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Hace unos días vimos cómo Houston quedó bajo el agua a consecuencia del huracán Harvey; en redes sociales vemos cadenas de oraciones por el temor que ha ocasionado Irma, el cual ha sido catalogado como el huracán formado en el Atlántico más grande de la historia.

Además de estos, están Katia, José, Gilberto, Katrina... todos nombres de huracanes que han sido titulares en las noticias, pero ¿sabes por qué se eligen nombres en lugar de números para distinguirlos? La respuesta es muy sencilla: para evitar confusiones.

Estos fenómenos meteorológicos han sido bautizados desde la era Victoriana; en aquel entonces, los nombres eran seleccionados más por circunstancia que por llevar algún método. Por ejemplo, en 1842 un huracán fue nombrado "Antje" por haber destruido el mástil de un barco que llevaba ese mismo nombre.

Todo cambió en la Segunda Guerra Mundial, cuando meteorólogos del ejército estadounidense comenzaron a nombrar a los huracanes como mujeres, hasta que esa responsabilidad se le otorgó en 1953 al Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Fue esta institución la que introdujo un método más organizado al utilizar nombres femeninos pre-seleccionados de una lista en orden alfabético, y no fue sino hasta 1979 cuando comenzaron a utilizarse nombres masculinos.

Desde que inicia el año, los huracanes comienzan a ser nombrados en orden alfabético, alternando nombres masculinos y femeninos. Los nombres que empiezan con q, u, x, y o z se excluyen de la lista por ser poco comunes.

Por si fuera poco, las listas se reutilizan cada seis años, por eso, si ves un huracán nombrado igual que otro que apareció hace seis años no es que haya sido un error, sino que la lista volvió a utilizarse.

La única manera en la que los nombres pueden salir de la lista depende del impacto que hayan tenido. Si un huracán fue muy devastador, como Katrina o Patricia, los científicos retiran ese nombre y lo sustituyen por otro.

Los huracanes que aparecen en el oeste del océano Pacífico llevarán nombres de personajes históricos, mitológicos, de animales o flores y alimentos, dijo Julian Heming, científico de previsiones tropicales del servicio meteorológico británico Met Office, en una entrevista con la BBC.


dezr