MILENIO DIGITAL
6 de enero de 2018 / 05:35 p.m.

MÉXICO.- Al menos 600 habitantes de la comunidad de San Felipe huyeron hacia la cabecera municipal de Apaxtla de Castrejón, Guerrero, luego de que integrantes de la Policía Comunitaria Tecampanera (PCT) fueran emboscados por una célula de supuestos sicarios del cártel de la Familia Michoacana.

De acuerdo con la Policía Estatal, el ataque ocurrió cerca de mediodía del viernes 5 de enero, cuando los comunitarios realizaban un trabajo de vigilancia entre la cabecera municipal y San Felipe, en la región norte de Guerrero.

Entre la maleza, en el camino se encontraba parapetado un grupo de hombres armados, al parecer sicarios de la Familia Michoacana, quienes de acuerdo con los integrantes de la Tecampanera, vestían ropa camuflada tipo militar.

En el primer ataque, tres integrantes de la Tecampanera fueron lesionados, pero tras recuperarse de la emboscada, se reagruparon y repelieron la agresión, lo que provocó la retirada de los supuestos sicarios.

En el transcurso de la tarde personal de la Policía Estatal y elementos del Ejército realizaron un recorrido en el lugar de la confrontación, en donde encontraron por lo menos 20 casquillos percutidos de 7.62, utilizados en rifles de asalto AK-47.

La policía confirmó que más de 600 habitantes de la localidad, que ocupan alrededor de 90 viviendas, se movieron hacia la cabecera municipal de Apaxtla tras el ataque.

Un grupo de 40 autodefensas se quedaron en el resguardo de la localidad.


dat