16 de octubre de 2014 / 02:14 p.m.

Ciudad de México.- A unas horas de que el procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, anunció que solicitará una orden de aprehensión contra el presidente municipal con licencia de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca Velázquez, por nexos con la delincuencia organizada, la esposa del alcalde consiguió una suspensión provisional para evitar ser detenida.

La presidenta del DIF en esa localidad, María de los Ángeles Pineda Villa consiguió que el juez 10 de Distrito de Amparo en Materia Penal le otorgara la medida cautelar que impide su detención, arraigo o presentación en la Procuraduría General de la República; la suspensión perderá su efecto cuando un juzgador ordene aprehenderla por delitos graves.

Pineda Villa es hermana de Salomón Pineda Villa, 'El Molón', detenido la semana pasada en Cuernavaca y del que se presume forma parte del grupo criminal Guerreros Unidos, éste último responsable de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, caso en el que está involucrado Abarca Velázquez.

La familia Pineda Villa ha mantenido vínculos con el narcotráfico, particularmente con el cártel de los Beltrán Leyva; entre ellos destacan Mario, 'El MP', y Alberto, 'El Borrado', ambos hermanos de María, quienes fueron asesinados por órdenes del capo Arturo Beltrán Leyva.

La demanda de garantías de la mujer quedó radicada en el Décimo Primero de Distrito de Amparo en Materia Penal con residencia en el Distrito Federal, cuyo titular es José Alfonso Montalvo Martínez.

El juzgador le impuso una fianza de 35 mil pesos y fijó para el 11 próximo 11 de noviembre a las 09:05 horas, la audiencia constitucional donde se podría determinar si le otorga o no el amparo solicitado.

Murillo Karam comentó este martes, en conferencia de prensa, que contra la esposa del alcalde todavía no existía una orden de aprehensión; sólo contra el esposo y el director de la policía municipal Felipe Flores Velázquez.

José Luis como Felipe guardan relación con los sucesos violentos del 26 de septiembre en Iguala, donde perdieron la vida tres normalistas y tres civiles, además de que 43 estudiantes permanecen desaparecidos.

FOTO: EspecialMILENIO DIGITAL/RUBEN MOSSO