3 de diciembre de 2014 / 03:26 p.m.

Tampico.- En la República Mexicana, sólo mil empresas, de los 6.5 millones existentes, contratan a discapacitados y gente de tercera edad, y Tamaulipas no es una entidad que se distinga en este rubro, afirmó José Alfredo de la Rosa.

El director del despacho De la Rosa Abogados, mismo que promueve el distintivo Empresa Incluyente, afirma que las empresas no están preparadas para recibir a estos grupos sociales, además que desconocen los estímulos fiscales que ofrece la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Dijo que en Tamaulipas poco se ha volteado a ver a esta gente, a diferencia de estados como Jalisco, Morelos y el propio Distrito Federal.

"Es necesario que los patrones cumplan con estas políticas de igualdad en la contratación, en la relación de trabajo, las condiciones laborales, capacitación y promoción; en pocas palabras, deben demostrar igualdad de trato para todos sus empleados".

Añadió que las prestaciones, la previsión social para los trabajadores y las condiciones deben ser iguales a sus instalaciones, el acceso a la información de la empresa y las condiciones ambientales para que todos tengan acceso.

"Para que la firma sea acreedora al distintivo Empresa Incluyente, personal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social hace una evaluación, visita las instalaciones y comprueba que sus políticas laborales son las mismas para todos".

Comentó que es una realidad el hecho que en México hay más de 6 millones de discapacitados en edad productiva.

"En Tamaulipas poco se ha volteado a ver a esta gente, siendo que hay incentivos como el 100 por ciento de deducibilidad del Impuesto Sobre la Renta".

Recordó que también hay discapacidad por VIH y por ser adultos mayores; por otro lado, es común ver en dependencias como el Servicio de Administración Tributaria y la propia Secretaría del Trabajo y Previsión Social –aunque no en las oficinas de Tampico- que se ocupe a personal en silla de ruedas.

"Las empresas, desde el reclutamiento, las excluyen, porque creen que les saldrán más caros, además de que los propios compañeros de trabajo los discriminan".

FOTO: Especial

EDUARDO GONZÁLEZ