NOTIMEX
17 de abril de 2016 / 03:03 p.m.

México.- Estudios preliminares indican que la ingesta de toxinas en algas marinas es la posible causa del varamiento de 84 tortugas y un delfín que aparecieron muertos en costas del estado, informó la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) de Jalisco.

Dijo que la investigación estuvo a cargo del Centro Interdisciplinario de investigación para el Desarrollo Integral Regional (CIIDIR) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) Unidad Sinaloa, a través de su Laboratorio de Vida Silvestre y Enfermedades Emergentes.

Como parte de las investigaciones preliminares, el CIIDIR-IPN realizó la necropsia a dos ejemplares de tortuga negra (chelonia agassizii), y encontraron evidencias de asfixia por inmersión y alto contenido de organismos gelatinosos en el estómago principalmente salpas.

Precisó que las especies encontradas en los intestinos de ambas tortugas, pertenecen al grupo de los tunicados de la clase thaliacea, las cuales son animales trasparentes de forma tubular y consistencia gelatinosa que se alimentan de fitoplancton, filtrando el agua de mar.

Detalló que las primeras impresiones de las necropsias arrojaron que el alto contenido estomacal de salpas pudo causar la muerte de los organismos.

Puntualizó que el equipo de trabajo estuvo coordinado por investigadores del IPN-CIIDIR Sinaloa y participaron también colaboradores locales, y miembros de la Red Tortuguera A.C.

Afirmó que las muestras del tejido orgánico se analizan para determinar si la presencia de especies de fitoplancton pudo provocar algún florecimiento algal masivo que pudiera afectar a las tortugas marinas y otros especímenes qué se alimenten de dicho fotoplancton directa o indirectamente en esas costas.

Subrayó que entre el 8 y el 15 de abril se atendió el hallazgo de 84 cadáveres de tortugas marinas y cuatro tortugas vivas, además de un delfín, todos varados en la costa de Puerto Vallarta, tras reportes iniciales de prestadores de servicios turísticos, quienes avistaron algunos cuerpos de quelonios flotando en el mar.

Explicó que durante un recorrido observaron cuatro tortugas marinas de la especie golfina (lepidochelysolivacea), que presentaban comportamiento errático.

Apuntó que se pudo capturar a dos de estos ejemplares y fueron trasladados a las instalaciones del delfinario de Vallarta Adventure, donde se tuvieron en observación.

En dicho lugar se les tomaron muestras sanguíneas, lavado estomacal y muestra de copro, para posteriormente ser liberadas.

Afirmó que la vigilancia se mantendrá e invitó a la ciudadanía a que reporten cualquier clase de incidencia relacionada con la fauna marina en la zona.