MILENIO DIGITAL
25 de febrero de 2017 / 12:49 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Joan, de 6 años, murió el lunes pasado. Durante cuatro días, nadie se dio cuenta que su cuerpo yacía debajo de la cama de sus abuelos, en un modesto departamento de la colonia Doctores de la Ciudad de México.

Johana, madre del niño, salió de la casa de sus padres el lunes 20 de febrero. Para tranquilizarlos dejó un recado escrito a mano, en el que aseguró que Joan estaba con ella. Ninguno de los dos regresó.

Desde entonces la madre está ausente y su hijo yacía sin vida en el departamento de la calle Doctor Arce, cerca de Doctor Andrade, en la zona centro de la capital del país.

Este viernes, el hermano de Johana llegó al inmueble. El olor que emanaba de la habitación de sus padres lo alarmó.

Entró, revisó y el impacto fue terrible. Encontró al pequeño Joan debajo de la cama, envuelto en una cobija con manchas de sangre.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México envió especialistas a la escena del crimen. El cuerpo de Joan fue trasladado al Instituto de Ciencias Forenses (Incifo) para la necropsia que revelará la causa de su fallecimiento.

“La verdad qué tristeza por el niño y por toda su familia, acá vemos de todo, pero hay asuntos que conmueven más que otros, este me recordó el caso Paulette”, comentó un policía.

Se refiere a uno de los casos más controvertidos en la historia policial y judicial de México.