MILENIO DIGITAL
13 de agosto de 2017 / 01:16 p.m.

SALTILLO.- Derivado de los cateos que se hicieron en las propiedades que funcionaron como casas de campaña de Guillermo Anaya Llamas, en Torreón, Saltillo y Ramos Arizpe, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila (PGJE) encontró evidencia de que se cometieron delitos electorales.

Así lo informó la dependencia a través de un comunicado en el que señala que con base en una resolución emitida por Jueces de Primera Instancia, en Materia Penal del Sistema Acusatorio y Oral de los Distritos Judiciales de Saltillo y Torreón, se realizaron tres cateos en las ciudades de Saltillo, Ramos Arizpe y Torreón, los días once y doce de agosto pasados.

Refiriendo que conforme a la Constitución Política de de México y al Código Nacional de Procedimientos Penales, se ejecutaron las órdenes de cateo otorgadas por la autoridad jurisdiccional, toda vez que se tenían datos suficientes para ingresar a un domicilio.

"Los cateos realizados derivan de dos carpetas de investigación en los que se indaga en primer término la compra masiva de votos en el Estado con dinero de procedencia ilícita, la segunda investigación se refiere a la aportación de entidades públicas y el pago a proveedores sin ingresar a la fiscalización obligada para los partidos políticos y candidatos", detalló.

En el comunicado la PGJE precisó que de las investigaciones realizadas, se desprendió que en los lugares cateados, se encontraban indicios que guardan relación con la investigación y que por tanto eran susceptibles de su aseguramiento.

"Sí se encontró evidencia que confirma la línea de investigación que se tiene hasta este momento, y que es útil para acreditar el delito que se indaga".

Según da cuenta, en los domicilios se encontró suficiente evidencia documental "que hace presumir razonablemente que estamos en presencia de un hecho delictivo de naturaleza electoral", esto al tener datos como nombres, listas de nómina, acuses de recibo de tarjetas de nómina, lo que confirma la línea de investigación que con esas tarjetas se compró el voto, así como documentos de propaganda que no fueron sometidos a los procesos de fiscalización, entre otros.

Finalmente precisó que la evidencia se agregó a la indagatoria correspondiente, toda vez que se desprenden datos esenciales para continuar con la investigación y en su oportunidad, ser remitida a la autoridad jurisdiccional.


pjt