AP
5 de enero de 2016 / 03:05 p.m.

México.- Autoridades del Estado de Morelos, al sur de Ciudad de México, localizaron dos fosas clandestinas con 4 cadáveres de hombres relacionados con los presuntos atacantes de la alcaldesa de Temixco, asesinada el 2 de enero a menos de 24 horas de asumir el cargo.

Un funcionario de la fiscalía estatal que pidió el anonimato por no estar autorizado a dar declaraciones informó el martes que el hallazgo se hizo en los dos días previos y que quien llevó a las autoridades hasta las fosas fue la declaración de un menor detenido junto a otras dos personas por la muerte de Gisela Mota. El joven confesó, además, ser miembro del grupo delincuencial Los Rojos.

Todavía se desconoce la identidad de los cadáveres encontrados en los enterramientos clandestinos, pero no se descarta que uno de ellos fuera el de un policía del vecino estado de Guerrero cuyas pertenencias fueron localizadas en el vehículo de los detenidos, agregó el funcionario.

Las autoridades mantienen la investigación abierta y se busca, al menos, a otras tres personas implicadas en la muerte de la alcaldesa.

La denuncia del gobernador de Morelos de que el asesinato de Mota fue un mensaje claro contra su política de controlar a las policías locales bajo un Mando Único Estatal suscitó polémica en aquellos alcaldes que critican esta estrategia, el principal, el ex futbolista Cuauhtémoc Blanco, presidente municipal de Cuernavaca.

Graco Ramírez llegó a decir que detrás de la negativa de Blanco al Mando Único "hay personas que quieren aprovechar su inexperiencia para que grupos delincuenciales se instalen en Cuernavaca", una declaración que indignó al ex futbolista y le llevó a responsabilizar al gobernador de cualquier cosa que pudiera pasarle.

Pese a estas insinuaciones de Ramírez de vínculos de Blanco con el crimen organizado, el funcionario de la fiscalía indicó que no existe ninguna investigación en marcha contra el alcalde.