MILENIO DIGITAL
1 de febrero de 2017 / 03:53 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Al menos dos campesinos y 17 policías resultaron heridos luego de un enfrentamiento en Paseo de la Reforma, donde el Frente Auténtico del Campo mantenía un bloqueo.

El dirigente de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), Marco Antonio Reyes Campo, resultó lesionado de la nariz, mientras que José Antonio Cruz, de 50 años, recibió golpes en un hombro.

"Quisimos instalarnos, hicimos una valla, los granaderos venían con actitud de quitarla, empezaron a haber jaloneos, en eso hubo una actitud más agresiva, somos también campesinos, que no se les olvide y si hay pelea, nosotros vamos a responder igual (...) Los policías usaron gas lacrimógeno (...) A mí me quisieron detener pero la intervención de los compañeros, que siempre son aguerridos, es una actitud digna del mexicano", dijo en entrevista Reyes Campo, quien tenía manchas de sangre en la playera y la nariz hinchada con una cortada.

José Antonio Cruz, manifestante que viene desde Campeche, dijo que "estaban haciendo presión con la liana y a mí me jalaron y ahí me pegaron todos los policías".

La Secretaría de Seguridad Pública capitalina informó que campesinos agredieron con palos y piedras a los agentes luego que se negaran a retirarse y pretendieron instalar carpas en carriles centrales de la avenida Reforma, a la altura de la Glorieta a Colón.

Alrededor del mediodía, campesinos que estaban plantados en las inmediaciones de la Secretaría de Gobernación, ubicada en Eje 1 Poniente Bucareli, se trasladaron hacia el edificio de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), localizada en Paseo de la Reforma y París.

Los campesinos instalaron casas de campaña y carpas, incluso en carriles laterales y centrales de la avenida, por lo que policías les pidieron retirarlas para no afectar la circulación de vehículos.

De acuerdo con la SSP, los manifestantes se negaron al diálogo y en respuesta, agredieron con palos y piedras a los policías metropolitanos, lo que generó un enfrentamiento sobre Reforma, frente al hotel Fiesta Americana.

Al lugar llegó el subsecretario de Gobernación, René Juárez Cisneros, para dialogar con líderes campesinos, con el fin que liberaran la circulación.

Luego de casi dos horas de diálogo entre autoridades, los campesinos se replegaron a las laterales de Reforma y la circulación vial fue reabierta.

Posteriormente líderes campesinos y autoridades iniciaron un diálogo para plantear y escuchar sus exigencias, entre ellas la regularización de tierras. La mesa continúa.