MULTIMEDIOS DIGITAL
24 de noviembre de 2016 / 02:06 p.m.

MÉXICO.- Este jueves fue entregada en la antigua sede del Senado la medalla Belisario Domínguez, en grado post mórtem, a Gonzalo Miguel Rivas Cámara, el llamado héroe de la gasolinera.

La condecoración a este hombre fue precisamente por un acto de heroísmo realizado el 12 de diciembre de 2011, día en el que se registró un enfrentamiento entre estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa y elementos de la policía federal, el cual se suscitó luego de que las fuerzas del orden intentaran desalojar a los jóvenes de la Autopista del Sol en el estado de Guerrero, la cual mantenían bloqueada.

Rivas Cámara, ingeniero en sistemas, se encontraba en ese momento realizando sus trabajos en una gasolinera cercana al lugar de la trifulca, cuando los normalistas arribaron a la estación de gasolina exigiendo que se les diera combustible con la intención de fabricar bombas molotov, a lo que los empleados se rehusaron. Ante esta negativa los manifestantes prendieron fuego a una de las bombas e incendiaron el lugar.

Según las versiones de los testigos, mientras los trabajadores corrieron para ponerse a salvo, Gonzalo, tomó un extintor para apagar las llamas, así mismo logró cerrar las válvulas e impedir que el incendio se extendiera a los depósitos en los que se encontraban miles de litros de combustible.

El fuego alcanzó un contenedor de plástico que los estudiantes habían dejado junto a una bomba, el cual al derretirse provocó una llamarada que alcanzó al hoy homenajeado, provocándole quemaduras de tercer grado en el 35 por ciento de su cuerpo.

Gonzalo Rivas fue trasladado a un hospital del IMSS en el Estado de México, pero a pesar del esfuerzo del personal médico, el hombre murió los primeros minutos del año 2012. El acto de esta persona fue considerado como heroico desde un inicio y a pesar de la polémica que causó la designación para el otorgamiento de la medalla Belisario Domínguez, hoy le fue entregada a sus familiares en su honor.

Cabe mencionar que esta es la primera vez que dicha presea se entrega a un ciudadano que no es un empresario reconocido, político de gran trayectoria, escritor o un académico.