MILENIO DIGITAL
8 de octubre de 2016 / 11:40 a.m.

MÉXICO.- El gobierno mexicano extraditó a Estados Unidos a Pánfilo Flores Apodaca, El Charmín, uno de los líderes del cártel Meza Flores y tío de Fausto Isidro Meza, El Chapo Isidro, principal enemigo de la organización criminal de Joaquín El Chapo Guzmán.

También fue enviado ante la justicia estadunidense José Vázquez Villagrana, El Jabalí, colaborador del cártel de Sinaloa y encargado del trasiego de droga en Arizona.

El Charmín
fue detenido por fuerzas navales en Guasave, Sinaloa, en 2015 junto con Jesús Octavio Barrozo Camacho. “Dicha persona se identificó como tío de Fausto Isidro Meza Flores, líder de una organización criminal que opera en la región norte del país”, se lee en un parte informativo oficial.

A Flores Apodaca se le atribuye el trasiego de droga, el control de sembradíos y laboratorio, por lo que tenía una orden de captura y extradición por parte del gobierno de Estados Unidos.

El Departamento del Tesoro de ese país lo incluyó en su lista negra de organizaciones dedicadas al narcotráfico, al que denominó como cártel de Meza Flores, y lo describió como una de las organizaciones rivales del cártel de Sinaloa, con la que ha mantenido una sangrienta pelea territorial.

En su momento, la dependencia estadunidense consideró que los Meza Flores crecieron al amparo de los hermanos Beltrán Leyva, pero en los últimos años ha tenido un fuerte impulso y ahora opera de manera independiente bajo el liderazgo de El Chapo Isidro.

La PGR informó ayer que con base en el tratado de extradición suscrito con EU, a través de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales, entregó en extradición a dos hombres reclamados por la justicia de ese país.

“En el primer caso, Pánfilo ‘N’ es reclamado por la Corte Federal de Distrito para el Distrito de Columbia, por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de asociación delictuosa y contra la salud, así como uso y portación de arma de fuego.

“El segundo, José ‘N’”, por la Corte Federal de Distrito para el Distrito Central de Florida, por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de asociación delictuosa y contra la salud”, puntualizó.

Señaló que una vez agotadas las etapas del procedimiento de extradición, la Secretaría de Relaciones Exteriores dictó los acuerdos correspondientes por medio de los cuales el gobierno de México concedió la extradición de los reclamados a las autoridades estadunidenses.

“Al agotarse los recursos legales a los que estas personas tenían derecho, los acuerdos de extradición quedaron firmes y ejecutables”.

La entrega se realizó en el Aeropuerto Internacional de Toluca, donde elementos de la Policía Federal Ministerial entregaron a los reclamados a agentes del FBI y del US Marshals Service.