MULTIMEDIOS DIGITAL
5 de enero de 2017 / 01:41 p.m.

MONTERREY.- La Conferencia del Episcopado Mexicano pidió al Gobierno federal a reconsiderar el aumento al precio de los combustibles por ser una medida que afecta a todo el país, en especial a los más pobres.

“Se requiere ser sensibles a las necesidades cotidianas de la gente, y ser conscientes de las consecuencias de esta medida […] No es correcto imponer leyes sin tomar en cuenta la realidad y el sentir que vive la gente, sobre todo los más desamparado”, dice un comunicado.

Los obispos del país de pronunciaron en contra de la violencia e hicieron un llamado a los ciudadanos de manifestarse de manera pacífica mediante lazos solidarios que promuevan el diálogo y la confianza.

“La violencia genera violencia, destrucción. No expongamos, ni atentemos contra la integridad de ninguna persona, ni la paz social. Seamos sensibles con quienes están siendo doblemente afectados: los que no pueden llegar a sus trabajos, hospitales, escuelas, o no pueden abrir sus comercios, o están siendo saqueados”, indicó.

Por último, el Episcopado también pidió a la Iglesia a solidarizarse con los más afectados.