MILENIO DIGITAL
25 de julio de 2017 / 05:40 p.m.

MÉXICO.- El Episcopado Mexicano aseguró que no recibieron ninguna amenaza previa al explosivo que estalló esta madrugada en su sede, el cual solo dejó daños materiales.

“No tuvimos ningún aviso de parte de nadie, ni antes. Nadie se ha adjudicado este atentado”, dijo en conferencia de prensa, Alfonso Miranda Guardiola, secretario general del Episcopado.

Aseguró que desconocen el motivo del ataque, aunque reconoció que no es el único evento en la zona, por lo que la autoridad ya está investigando.

Miranda Guardiola dijo que los videos captados por las cámaras de seguridad de la sede del Episcopado ya fueron entregados a las autoridades, para que sean integrados a la indagatoria y agregó que la demanda está en proceso.

Explicó que al momento del ataque se encontraban descansando y despertaron debido a que “se oyó un estruendo enorme. La persona que vive en el primer piso fue la que cerró la puerta”.

De acuerdo con los videos de las cámaras de seguridad, el secretario general del Episcopado indicó que se ve a una persona acercarse a la puerta del edificio y colocar una bolsa afuera, después enciende un cigarro y lo avienta.

“Fue una muy grande explosión. No había nadie en la recepción ni en la banqueta”, señaló.

Cuestionado si se trata de una cacería o una agresión directa, Miranda Guardiola recordó que 18 sacerdotes han sido asesinados, “pero estamos cumpliendo nuestro deber (…), sin importar que haya dificultades o violencia”.

“Los sacerdotes estamos ahí y seguiremos cumpliendo nuestra misión que es seguir evangelizando y construyendo la paz en la comunidad”, puntualizó.



dat