17 de septiembre de 2014 / 03:08 a.m.

MONTERREY.- Tras finalizar los trabajos de supervisión en las zonas de Baja California Sur dañadas por el paso del huracán ‘Odile’, el presidente Enrique Peña Nieto informó que una vez restablecido el orden, se trabajará en la reubicación de las viviendas y establecimientos asentados en zonas vulnerables.

El mandatario federal señaló que las tareas preventivas son de suma importancia para evitar tragedias en las que se pierdan vidas humanas.

"He instruido que de una vez, entremos a la atención de un problema que se vive particularmente en esta región de Los Cabos de tener asentamientos en zonas irregulares, de alta vulnerabilidad, para que no solo prestemos atención a los  daños ocasionados, sino también entremos a la atención de una reubicación de estas zonas de vivienda que se encuentran en zonas francamente frágiles y de alta vulnerabilidad", declaró el Presiente.

Indicó que ésta, como el resto de las actividades de recuperación en Baja California deberá realizarse de manera conjunto con los tres órdenes de Gobierno.

Peña Nieto aseguró que visitará frecuentemente la zona afectada para seguir supervisando las labores que en ésta se realizan.             

LENTA RECUPERACIÓN DE SERVICIOS

Durante la conferencia de prensa se informó que la suspensión de energía eléctrica en la zona de Los Cabos, permanecerá por lo menos dos semanas más.

Durante la reunión de coordinación entre autoridades estatales, municipales y federales, Enrique Ochoa, director general de la Comisión Federal de Electricidad, informó que hasta este martes se habían contabilizado dos mil 186 postes de luz derribados por los efectos del huracán, lo cual trajo una afectación a 239 mil usuarios de energía eléctrica.

Indicó que el 20% de los usuarios en La Paz, ya recuperaron el servicio, mientras que el 40% de los afectados en el norte del estado, también cuentan ya con energía eléctrica, pero en Los Cabos la situación es diferente, pues apenas el dos por ciento de la población ha recuperado el servicio.

"El suministro de energía eléctrica (en Los Cabos) depende de la red de transmisión que corre de La Paz hacia Los Cabos, dicha red está severamente afectada como también está afectada la red de distribución aquí en esta región. La CFE está culminando los diagnósticos técnicos necesarios para poder iniciar el proceso de restablecimiento del servicio, pero dichos trabajos requerirán al menos dos o tres semanas", señaló Enrique Ochoa.

Así mismo indicó que para proveer el servicio de agua potable, en coordinación con Conagua, la CFE verifica la desalinizadora de Cabo San Lucas, para echar andar la planta de reserva y en un día  más reiniciar el bombeo de agua. De lo contrario, echarán mano de una planta generadora que permitirá sustituir la infraestructura que actualmente no funciona, para que en máximo dos días se suministre agua potable a los damnificados.

Añadió que en próximos días más trabajadores de la Comisión arribarán al lugar de desastre para colaborar en labores de restablecimiento del servicio. Actualmente se encuentran 750 de ellos en labor.

INCENTIVARÁN A EMPRESAS PARA ATRAER INVERSIÓN

Por su parte, el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, expuso una serie de medidas para la recuperación de la economía en la zona afectada por el paso del huracán.

Mediante incentivos a las empresas, se estará alentando a la inversión productiva en el  estado de Baja California Sur.

El primer programa consiste en deducir al cien por ciento, del pago del Impuesto Sobre la Renta, de todas las inversiones que se lleven a cabo por parte de las empresas de Baja California Sur para efectos de la reconstrucción.

Para facilitar la liquidez de las empresas turísticas y comerciales del Estado, se anunció en segundo lugar un conjunto de medidas tributarias que consisten en diferir los pagos del Impuesto sobre la Renta así como el entero de este impuesto. Así mismo, se aplazará por un lapso de tres meses, el pago del Impuesto al Valor Agregado  y en las cuotas obrero- patronales del IMSS.

Luis Videgaray anunció finalmente que de la mano con la Banca de Desarrollo se ofrecerá financiamiento para las industrias, empezando por las más pequeñas, que a través de un programa de Nacional Financiera podrán acceder a créditos de hasta dos millones de pesos con una tasa fija de menos del 10 por ciento, que deberán invertir en financiamiento de capital y reposición de activos

Para las empresas del sector turístico, el Banco de Comercio Exterior proveerá créditos de hasta 500 millones de pesos, también con tasas preferenciales.

Por otro lado, el funcionario federal, informó que en coordinación con la Comisión Nacional de Seguridad y Fianzas; se encargarán de que las pólizas de seguros de las empresas se hagan válidas debidamente.

SALDO BLANCO

El gobernador de BCS, Marcos Covarrubias resaltó que afortunadamente no se han presentado pérdidas humanas y agradeció la disposición del Gobierno Federal para coadyuvar en las labores de recuperación.

"Sí tenemos severas afectaciones, nunca Baja California Sur había sufrido un daño de esta naturaleza, en los cinco municipios de un solo golpe, pero también podemos decir que aún cuando hemos tenido un severo problema, nos da mucho gusto que en menos de 48 horas esté usted presente con todos su gabinete dando respuestas a todos los problemas que en su momento le hemos planteado", señaló el edil.

FOTO: Milenio

TELEDIARIO DIGITAL