MILENIO DIGITAL
17 de enero de 2017 / 04:51 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Enrique Peña Nieto anunció nuevos incentivos fiscales para facilitar la inversión de las pequeñas y medianas empresas (Pymes), así como para la repatriación de capital mexicano en el extranjero.

Peña firmó un decreto de repatriación de capitales, el cual "estará vigente por seis meses y permitirá el retorno al País de recursos económicos de mexicanos que están invertidos en el extranjero".

Dijo que esos recursos deberán de pagar un impuesto de 8 por ciento al activo, muy por debajo de las vigentes del 30 por ciento y 35 por ciento para personas morales y personas físicas, respectivamente.

Los ingresos que retornen al País podrán gozar del impuesto preferencial si son invertidos y permanecen al menos dos años en México, en un programa que los empresarios estiman que generaría inversiones por 10 mil millones de dólares.

El decreto aplica para recursos que se hubiesen mantenido en el exterior hasta el 31 de diciembre del 2016 y deberá pagar dentro de los 15 días a la fecha de retorno.

"Estos recursos impulsarán el crecimiento económico del País y generarán puestos de trabajo e ingresos para las familias mexicanas", dijo Peña

El mandatario también firmó el decreto de deducibilidad inmediata para las Pymes, el cual tendrá una vigencia de dos años y otorgará un tratamiento preferente a las inversiones sin que tengan que esperar que éstas se deprecien.

Explicó que con esta medida "las pequeñas empresas que compren maquinaria o equipo podrán pagar menos impuestos con el costo de estas inversiones", lo cual beneficiará a 4.2 millones de compañías.

El mandatario también anunció un sistema simplificado de cumplimiento fiscal para los micronegocios que beneficiará a 97 por ciento de las empresas, con lo que las empresas podrán pagar sus impuestos a través de una aplicación.

Durante su intervención, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, dijo que las Pymes habrán de poder tener acceso a una depreciación acelerada por el 100 por ciento de inversión que realicen este año y el que sigue.

Agregó que "la ley hoy vigente da la posibilidad de que las Pymes escojan tributar manejando su contabilidad en flujo de efectivo y por lo tanto, calculando sus obligaciones como la diferencia entre sus ingresos y sus gastos".