21 de noviembre de 2014 / 08:58 p.m.

Ciudad de México.- El presidente Enrique Peña Nieto consideró que hay quienes están interesados en atentar contra esa libertad fundamental de manifestarse al provocar y realizar actos vandálicos y dijo que "eso no lo vamos a permitir".

"Es obligación del Estado mexicano en su conjunto asegurar que las manifestaciones ciudadanas no sean secuestradas por quienes actúan por violencia y vandalismo", dijo.

Peña Nieto reconoció la coordinación que este jueves tuvieron policías del Distrito Federal con la Policía Federal para que "dejó muy en claro el esfuerzo compartido para hacer respetar la ley y actuar con la ley en la mano".

Peña Nieto consideró que los ciudadanos deben contar con las condiciones que les permitan reunirse y manifestar libremente sus ideas en un ambiente de seguridad y tranquilidad.

"Debo decir, con toda honestidad, que con razón y urgencia los mexicanos exigen que la ley se cumpla. La sociedad, con razón, está harta de sentirse vulnerable, está cansada de la impunidad y de la delincuencia", dijo.

Dijo que ante este sentir social, los policías, ministerios públicos, procuradores, fiscales, jueces y magistrados, deben poner su máximo empeño para que en todo el país rija el imperio de la ley.

"Entre todos tenemos que construir un México en paz, seguro y de tranquilidad para las familias", dijo.

Afirmó que "todos" han coincidido en el compromiso por hacer de México un país en el que la ley se cumpla sin distingos, se respeten los derechos humanos y se castigue a quienes rompen el marco legal".

En el Encuentro Nacional de Procuración y Administración de Justicia, Peña Nieto deseó al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, se recupere plenamente después de la cirugía a la que fue sometido en el corazón.

Peña aprovechó también para celebrar el anuncio en materia migratoria que hizo el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Dijo que "se enmarca en un principio de elemental" que beneficiarán a migrantes de origen mexicano que llevan años e Estados Unidos

"Es un acto de estricta justicia que valora las aportaciones de millones de mexicanos al desarrollo del país vecino de Norteamérica", dijo.

Informó que pidió al secretario de Relaciones Exteriores que la red consular brinde el apoyo a los mexicanos en aquel país que deseen beneficiarse de estas medidas ejecutivas.

FOTO: Especial

MILENIO DIGITAL