NOTIMEX
23 de junio de 2016 / 08:23 a.m.

México.- Los bloqueos carreteros y las marchas derivadas de las protestas magisteriales contra la reforma educativa en Oaxaca y Chiapas han provocado ya desabasto de alimentos, gas, gasolina y medicinas, a lo que se suma la cancelación de entre 25 y 35 por ciento de reservaciones hoteleras para Huatulco y la Guelaguetza, que está en riesgo de no realizarse, lo que hasta el momento arroja pérdidas económicas por 2 mil 700 millones de pesos, por lo que la Secretaría de Economía federal prepara apoyos directos y financiamiento para las empresas de la región.

La Asociación Estatal de Hoteles y Moteles en Oaxaca reportó pérdidas por tres millones 500 mil pesos diarios, que suman 122 millones 500 mil pesos, y advirtió que están “al punto de la quiebra” al menos 25 hoteles ubicados en la zona del Centro Histórico de la capital.

Además, 22 de los 30 centros de abasto que Diconsa tiene ubicados en Oaxaca siguen afectados en el suministro de alimentos de la canasta básica, como maíz, arroz, harina de maíz, azúcar, frijol e incluso leche en polvo a mil 800 tiendas, informó el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade.

Diconsa es la red de abasto más importante del país, dijo Meade al recordar que es importante tutelar y salvaguardar de cualquier tipo de inconformidad los derechos de comunidades en las que habitan más de un millón 500 mil personas.

A 39 días de que comenzó el paro de la disidencia magisterial y a 12 días de los bloqueos carreteros, la iniciativa privada reportó aumento en los precios de vuelos de avión y la suspensión de corridas de autobuses a 36 destinos desde cuatro regiones de Oaxaca, así como salidas a Puebla, Chiapas, Veracruz y Ciudad de México, derivadas de las protestas.

Los empresarios señalaron “situación crítica”, particularmente en Huatulco y Puerto Escondido, principales puntos turísticos de la entidad, además del desabasto de gasolina durante tres días seguidos y venta racionada del combustible, que se terminó antes del medio día del sábado pasado.

Ante la situación, el secretario de Economía federal, Ildefonso Guajardo, informó que junto con autoridades locales de Oaxaca y Chiapas se preparan apoyos directos para empresas pequeñas y medianas, así como esquemas de financiamiento para las de mayor tamaño, afectadas por las manifestaciones y bloqueos de la CNTE.

Después de participar en la Reunión Ministerial de la OCDE 2016, en Cancún, Guajardo detalló: “Son diferentes instrumentos, son apoyos directos, cantidades que van de 10, 15 a 20 mil pesos, dependiendo el tamaño de empresa, así como financiamiento a empresas medianas hasta de 2 millones de pesos con condiciones preferenciales”.

Pese a la situación, Guajardo dijo que hasta el momento no tiene información de cierre definitivo de negocios, puesto que cuando suceden actos vandálicos que afectan la estabilidad de los negocios, generalmente se dan cierres temporales; sin embargo mencionó que se realiza un censo de los negocios perjudicados por las manifestaciones y bloqueos, así como por actos de violencia.

Indicó que aunque no se prevé la salida de inversiones de Oaxaca por la situación de conflicto, sí se debe reconocer que el nivel de capital que ha llegado a los estados del sur y sureste del país no ha estado al que llega al centro o norte del país.

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco- Servytur), Enrique Solana Sentíes, aseguró que en Huatulco hay desabasto de gasolina y de dinero en los cajeros automáticos, y que se han triplicado los precios de pan y huevo.

“Tenemos falta de gasolina, problemas en los cajeros para tener dinero, y esto lo están sufriendo los turistas extranjeros; además se han cancelado 25 por ciento de las reservaciones de viajeros”, con lo que las pérdidas en Oaxaca y Chiapas ascienden a 2 mil 700 millones de pesos.

Solana informó que por los cierres de carreteras y saqueos se registra una baja de 50 por ciento en el abasto de alimentos, y empresarios de tiendas de autoservicio y conveniencia reportan afectaciones por saqueos a más de 40 negocios, con una pérdida de más de 150 millones de pesos.

Señaló que 13 sucursales de grandes cadenas en Oaxaca han sido afectadas por los saqueos, como es el caso de Elektra, y otros pequeños negocios que han tenido que cerrar por el ambiente de violencia.

El dirigente empresarial hizo un “exhorto al gobierno federal a que se mantenga en su línea de implementar la reforma educativa y no se eche para atrás”.

Alertó que así como en años pasados los problemas de violencia provocaron que se cancelara la Guelaguetza, la edición 2016 de este evento cultural y turístico nuevamente está en riesgo de perderse.

Mientras, los dirigentes de la Coparmex y Canirac coincidieron en que existe “gran desabasto de alimentos perecederos, verduras, frutas, carnes, pollos, mariscos, combustible y medicamentos, entre otros”.

La suspensión del transporte terrestre generó que se elevaran las tarifas de avión casi al doble de su costo, luego de que en la aerolínea Interjet pasó de mil 965 a tres mil 99 pesos el vuelo de Oaxaca a la Ciudad de México, mientras que en el caso de Aeromexico incrementó la tarifa de dos mil 789 a tres mil 399 pesos.

En tanto, Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), afirmó que es inaceptable la situación que se vive en esas entidades, ya que se está dañando gravemente a las economías.

Señaló que tienen información de que la problemática en Oaxaca es aprovechada por grupos subversivos para realizar actos vandálicos y generar violencia en la entidad. Pidió al gobierno federal implementar el estado de derecho en Oaxaca, para que regrese la paz y su economía pueda empezar a recuperarse.

A su vez, Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), informó que aún no tienen contabilizados los pagos que realizarán por los desastres, ya que apenas están llegando las solicitudes.