MILENIO DIGITAL
10 de junio de 2015 / 08:47 a.m.

Ciudad de México.- El Gobierno del Distrito Federal espera la llegada hoy de entre cuatro y cinco mil maestros, integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, y no los más de 50 mil que ayer lo anunció la sección 22.

El secretario de Gobierno, Héctor Serrano, dijo que "tenemos la confirmación de un promedio de 100 camiones en total, vienen 80 de Oaxaca y 20 procedentes de Michoacán. Si hacemos cuentas, de cuatro mil a cinco mil personas, lo que tenemos detectado, vienen en este momento a la Ciudad de México", dijo en entrevista.

Serrano aseguró que, como lo dijo ayer el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, "en el caso del Zócalo capitalino, no podrá nadie colocar un campamento de manera indefinida o permanente".

Se prevé que los maestros de la CNTE lleguen a la ciudad a las 9 de la mañana, y marchen de la Cámara de Diputados y de la Estela de Luz hacia la Secretaría de Gobernación.

Serrano dijo que el gobierno del DF ya puso en marcha los protocolos para evitar la menor afectación posible para los capitalinos, y dijo no estar preocupado por actos vandálicos de parte de los maestros, ya que "hemos observado que en el caso de la CNTE en la ciudad, por lo menos en las últimas manifestaciones ni siquiera se ha generado una concentración mayor".

Advirtió que quienes les preocupan son los grupos de anarquistas, por lo que estarán atentos tanto en la movilización de la CNTE como en la que está convocada a las 4 de la tarde para conmemorar el 44 aniversario del llamado "Halconazo", que sí llegará al Zócalo.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva en Grupo Fórmula, el secretario de Gobierno del DF dijo que el acuerdo con los maestros es "que se permitiría el arribo al Monumento a la Revolución".

"No tenemos previsto que este número pudiera quedarse de manera permanente en alguno de los dos sitios", dijo.

"La instrucción del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, es que no se permitirá que ningún plantón se instale en la plancha del Zócalo", reiteró.