MULTIMEDIOS DIGITAL
13 de septiembre de 2016 / 05:56 p.m.

TUXTLA.- La “salida política” que acordó la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación contempla el regreso a clases el próximo lunes 19 de septiembre, así lo dio a conocer el secretario estatal de Educación, Roberto Domínguez Castellanos.

Será durante el transcurso de esta noche cuando la CNTE difunda los acuerdos de la “nueva modalidad de lucha” que la disidencia magisterial emprenderá, tras 121 días de paro laboral, bloqueos carreteros, marchas, ocupación de centros comerciales, medios de comunicación y el cierre de edificios públicos.

En una breve entrevista, Domínguez Castellanos resaltó que en el “transcurso del día de hoy se debe ya levantar el movimiento.

Fue lo que platicamos (autoridades con líderes de la CNTE). Están las fiestas patrias, días que no se trabajan”, por lo que se espera que el regreso a clases se dé el próximo lunes.

Líderes del magisterio sostuvieron una reunión ayer por la noche en el hangar de gobierno, en la que estuvieron presentes funcionarios del gobierno federal y de Chiapas, donde se reiteró la propuesta de suspender la aplicación de la reforma educativa hasta el 18 de diciembre de 2018, fecha en que concluye el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto.

En una misiva, la CNTE dio a conocer que por ahora los docentes se encuentran en un proceso de consulta para ver si aprueban “darle una salida política a la jornada, aceptando el ofrecimiento que hiciera el gobierno federal, planteamiento ratificado el pasado 12 de septiembre”.

Este martes, integrantes del Pueblo Creyente de Simojovel, encabezados por el párroco Marcelo Pérez, llevaron a cabo una marcha en Tuxtla Gutiérrez para reiterar el respaldo al magisterio.

Además realizaron una misa en la explanada del Palacio de Gobierno y recolectaron dinero como ofrenda para apoyar a los maestros.

Los indígenas, provenientes de diversas parroquias de Simojovel, repudiaron la presencia de policías en la capital del estado, en donde los últimos dos días se han movilizado cientos de efectivos de diferentes corporaciones, lo que ha puesto en “alerta máxima” a los profesores.