MULTIMEDIOS DIGITAL
8 de enero de 2016 / 11:01 a.m.

Hermosillo.- El ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés y su esposa, fueron señalados por José Herrnández el implicado por el tráfico de menores, como quienes ordenaban la venta de los niños.

Hernández reveló en una entrevista para un noticiero de Hermosillo, que la pareja encabezaba la red, que habría operado a lo largo del sexenio del panista.

Los niños llegaban al servicio estatal del DIF y posteriormente eran vendidos sin el consentimiento de sus padres.

El hombre, quien es buscado por la Interpol, declaró que pedían una cifra entre los 180 mil a los 200 mil pesos, por entregar de manera irregular a los menores.

"El mandatario y su mujer siempre estuvieron enterados de la venta irregular disfrazada como adopciones, además que muchas veces ella misma (la esposa de Guillermo Padrés) ordenaba a quién hacerlo, porque los adoptantes eran sus amigos y conocidos", aseguró José Hernández, en la entrevista.

Afirmó también que durante la administración del panista, fueron entregados en adopción de manera irregular unos 300 infantes.