reuters
1 de diciembre de 2016 / 02:08 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO. - El magnate Carlos Slim dijo el jueves que estaría más preocupado por el presidente electo Donald Trump si fuera estadounidense en vez de mexicano y que los consumidores de ese país serían los perjudicados por las políticas proteccionistas del multimillonario republicano.

En una entrevista con Bloomberg TV, el dueño de la gigante de telecomunicaciones América Móvil dijo que no ve ningún cambio en su estrategia empresarial ni en el valor de sus activos en Estados Unidos por la inesperada victoria de Trump, quien asumirá el cargo el 20 de enero.

"Estaría más preocupado si fuera americano", dijo Slim.

"Si va a cerrar la economía es malo, si sale de la OTAN y otros (entes) internacionales se arriesga a perder el liderazgo de Estados Unidos en el mundo", agregó el empresario, asegurando que cualquier gravamen adicional a las importaciones acabaría siendo pagado por los consumidores estadounidenses.

Slim reconoció que el éxito del controvertido constructor neoyorquino y estrella televisiva sería bueno para México y dijo que algunas de sus propuestas le gustan, como el esquema de asociación público-privado para infraestructuras.

Sin embargo, el hombre más rico de México, y uno de los más acaudalados del planeta aseguró que "nunca" se lanzará a la presidencia de su país y consideró que la corrupción debería ser uno de los temas clave en la campaña electoral de 2018 para elegir al sucesor de Enrique Peña Nieto.

En el plano empresarial, Slim dijo que su competidor estadounidense AT&T se está volviendo "muy agresivo" en México y que están perdiendo "un montón de dinero", por lo que le sorprende que esté vendiendo a precios muy inferiores a los de su mercado de origen.

"No están tomando mucha (cuota) de mercado. Están subsidiando demasiado los terminales (celulares)(...) pero mientras sea bueno para los clientes, nosotros felices", comentó.