NOTIMEX
13 de julio de 2016 / 09:17 a.m.

Washington.- El narcotraficante mexicano confeso, Alfredo Beltrán Leyva, de 45 años, podría pasar el resto de sus días en una prisión estadounidense y tendría que pagar una multa de 10 millones de dólares si un juez federal accede a la petición del Departamento de Justicia.

En su solicitud al juez federal Richard de León, el gobierno argumentó que el castigo corporal contra uno de los líderes del Cartel de los Beltrán Leyva, se hace necesario para “disuadir a otros de socavar el estado de derecho” en Estados Unidos.

El gobierno recordó que Beltrán Leyva, alias "Mochomo", utilizó la violencia en su conspiración para el tráfico de drogas, así como soborno y estuvo directamente involucrado en la importación de sustancias controladas.

Por su parte, la defensa del narcotraficante pidió desestimar el pedido del gobierno e imponer una pena máxima de 25 años de prisión.

Indicó que pese a las afirmaciones del gobierno de que durante sus días como uno de los líderes del cartel Beltrán Leyva incurrió en múltiples actividades criminales, no existe evidencia de ello y que esta aseveración descansó en declaraciones de testigos.

En febrero pasado Beltrán Leyva se declaró culpable de una cargo de tráfico de cinco kilos de cocaína y otros para exportar 50 gramos de metanfetaminas, los cuales conllevan una pena de diez años a prisión de por vida y una multa de 10 millones de dólares.

El narcotraficante, quién será sentenciado este 20 de julio en la Corte del Distrito de Columbia, fue extraditado por México a Estados Unidos en noviembre del 2014, seis años después de su arresto en Culiacán, Sinaloa por elementos del ejército mexicano.

La Agencia antidrogas estadounidense (DEA) dijo en su momento que tanto Alfredo, como sus hermanos Arturo y Héctor, fueron responsables no sólo por el contrabando de toneladas de cocaína hacia Estados Unidos, sino por la violencia que ha plagado a México.

En agosto del 2012 Beltrán Leyva fue acusado ante la corte federal de distrito con sede en esta capital de cargos de conspirar para el tráfico de narcóticos, en su calidad como uno de los líderes de ese cartel.

En diciembre del 2009 Arturo Beltrán Leyva resultó muerto durante un enfrentamiento con infantes de la Armada de México en Cuernavaca Morelos, en tanto que otro de sus hermano, Héctor Beltrán Leyva, fue arrestado en octubre del 2014 pasado en San Miguel de Allende Guanajuato.