20 de agosto de 2014 / 03:08 p.m.

San Luis Potosí.- Luego de la detención del ex alcalde de Santa María del Río, Pascual Martínez Martínez, por presuntas anomalías en sus cuentas públicas, priistas señalan a la Procuraduría General de Justicia del Estado de hacer un uso faccioso de la procuración de justicia porque persigue a los funcionarios o ex servidores públicos de oposición y en cambio protege a los de extracción priísta, como es el caso de Victoria Labastida Aguirre, ex alcaldesa de la capital de San Luis Potosí, quien junto a varios colaboradores de su administración se hizo cirugías estéticas con recursos públicos y no ha sido aprehendida.

Así lo manifestó el regidor capitalino, Marco Antonio Zavala Galeana, quien refirió que tiene pruebas de que funcionarios, secretarias y hasta regidores de la anterior gestión priísta se hicieron operaciones de juanetes, de nariz, reducción de abdomen, circuncisiones y hasta legrados, por lo cual presentó una denuncia ante la misma PGJE hace un año y cuatro meses, por el desvío de 30 millones de pesos en esos gastos.

Es evidente – dijo – el encubrimiento que ha hecho el gobierno del Estado a través de la PGJE que nada ha hecho para castigar no solo a Victoria Labastida sino también a su Tesorero, Agustín Soberón y demás funcionarios y hoy una vez más vemos que detienen a un ex alcalde de oposición y con un fuerte liderazgo en su municipio, por lo que no vemos otra cosa más que interés político de por medio, aseveró.

Mencionó que en el caso de Victoria Labastida (candidata a senadora en las elecciones del 2012) no solo se trata del pago de cirugías estéticas con dinero público, sino del remate de terrenos, obras deficientes o inconclusas, corrupción en diversas áreas como la oficialía, desarrollo urbano, el rastro TIF, catastro y otros muchos espacios públicos.

FOTO: Especial

IMELDA TORRES /MILENIO TAMAULIPAS