MILENIO DIGITAL
3 de abril de 2017 / 07:30 a.m.

MÉXICO.- El ex fiscal de Nayarit Édgar Veytia, quien se encuentra preso en Estados Unidos acusado de tener nexos con el narcotráfico, redujo los índices delictivos en la entidad. De 2011 a 2016 los homicidios dolosos bajaron 91.4 por ciento, los secuestros descendieron 87.5 por ciento y el robo de auto con violencia se redujo 88.5 por ciento, de acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Los buenos resultados también se presentaron en el ámbito del fuero federal, pues los delitos contra la salud también disminuyeron, al pasar de 95 denuncias en 2011 a solo 36 en el año pasado.

Veytia fue arrestado el pasado lunes por la noche, cuando el entonces funcionario estatal, cruzaba la frontera con Estados Unidos para visitar a su familia que vive en San Diego, tras ser acusado por la Corte de Nueva York de producir, transportar, distribuir y vender heroína, cocaína, metanfetaminas y mariguana en EU para tres cárteles distintos: del Pacífico, Jalisco Nueva Generación y los Beltrán Leyva.

En febrero de 2011, el gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, designó a Veytia procurador de justicia estatal. En ese año se perpetraron 456 asesinatos en la entidad, lo que representó un récord histórico desde que las autoridades tienen registro. En promedio, 38 personas perdían la vida a manos de los criminales.

En años posteriores la violencia bajó considerablemente en años consecutivos. En 2012 se registró una disminución de casi 50 por ciento en los homicidios dolosos (244), para 2013 las denuncias de este delito descendieron hasta solo tener 151 muertes violentas, en 2014 hubo 110 víctimas mortales; en 2015, 71.

En 2016 la fiscalía reportó ante el SNSP solo 39 asesinatos, el registro más bajo de la historia para Nayarit y una cantidad similar a los 38 decesos que se presentaban cada mes en 2011, cuando Veytia se hizo cargo de la justicia estatal.

El gobierno de Estados Unidos, específicamente la Administración para el Control de Drogas (DEA por su sigla en inglés) señala que Edgard Veytia estaba vinculado con dos cárteles enemigos entre sí, los Beltrán Leyva y el de Jalisco Nueva Generación. Irónicamente, los crímenes del ámbito federal denominados como delitos contra a la salud, también presentaron una disminución considerable de 63 por ciento. En 2012 la entidad reportó 95 delitos, que en su mayoría era por posesión (34) y comercio (32) de drogas. Para 2016 los índices solo reflejaron 36 delitos en total.