NOTIMEX
6 de mayo de 2016 / 09:23 a.m.

México.- La defensa de los familiares de menores presuntamente agraviados de forma sexual en el colegio Montessori Matatena, entregó a la Procuraduría capitalina material que vincula a Rafael Leopoldo Duarte Pereda con una supuesta red de pornografía infantil.

El abogado coadyuvante, Víctor Carrillo Estrada, informó que también se solicitó a la dependencia consigne el expediente ante un juez penal para que comparezca el imputado, quien se desempeñaba como empleado administrativo en ese plantel.

Entrevistado en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, afirmó que dos menores a los que esta semana se les practicó una segunda prueba pericial en psicología con el personaje animado “Bosty”, dieron positivo al agravio sexual.

“Ya hay cuatro resultados de esos exámenes; tres de ellos confirman abuso sexual y uno refiere abuso psicológico, por lo que hemos solicitado de manera formal se consigne la averiguación previa y se quede el desglose para continuar con las investigaciones”, precisó.

Este jueves Duarte Pereda acudió a la Procuraduría capitalina para presentar un escrito en el que solicita la conclusión de la averiguación previa y en consecuencia el no ejercicio de la acción penal.

Sin embargo, el abogado Carrillo Estrada, aseveró que dicha petición será desechada por las autoridades de esa dependencia, ya que existen elementos fehacientes que muestran su probable responsabilidad en delitos sexuales.

El abogado coadyuvante de los familiares, indicó que además entregaron al agente del Ministerio Público material de pornografía infantil que presuntamente Duarte Pereda recibía de terceros.

“Son fotografías que fueron enviadas por gente que ha tenido acceso a redes sociales, de las que se desprende material de pornografía infantil, del cual ya hicimos del conocimiento a la Procuraduría y estamos seguros que se seguirá una línea de investigación al respecto”, apuntó.

Por último, indicó que las maestras del kínder Montessori Matatena ubicado en la colonia Extremadura Insurgentes, delegación Benito Juárez, han guardado silencio y prueba de ello es que se reservaron su derecho a declarar.