MILENIO DIGITAL
7 de noviembre de 2016 / 06:28 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Más de 60 alcaldes de Veracruz endurecieron su protesta y exigieron a la Secretaría de Gobernación que nombre un interlocutor con la Secretaría de Hacienda para que se les deposite directamente los recursos del Ramo 33 a las presidencias municipales este viernes, al acusar que el gobierno interino de Veracruz les sigue desviando recursos.

Tras una reunión con el presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, el priista José Yunes, el alcalde de Xalapa, América Zúñiga, dio a conocer un resolutivo de los ediles que acudieron, en el cual piden la designación de un interventor por parte de la Secretaría de Hacienda para que puedan resolver con ese funcionario la entrega de los recursos del mes de noviembre y otros depósitos que se hagan más delante, ya que desconfían que se les entreguen por completo.

Américo Zúñiga informó que en esta reunión acudieron alcaldes de diferentes partidos como el PRI, PRD, Movimiento Ciudadano, “y hoy estamos escalando la protesta porque estamos haciendo un señalamiento muy claro. Tiene que ver con la legalidad y justicia para los municipios veracruzanos, porque queremos ejercer nuestros derechos”.

El alcalde xalapeño dijo que en función del artículo 115 Constitucional, los municipios tienen el derecho de recibir las participaciones federales: aunque Veracruz es una de las entidades que más aporta al PIB, la mayoría de sus municipios se encuentran en situación de vulnerabilidad derivada de la falta de recursos para abatir los rezagos históricos.

Zúñiga dijo que la situación se ha agravado porque la actual administración estatal no les ha entregado los recursos, y se trata de cantidades importantes que ya fueron depositados en las arcas estatales pero no se han radicado en las tesorerías municipales.

El presidente municipal aseveró que este incumplimiento en la entrega de recursos comprometen la soberanía y suficiencia económica de los municipios, junto con la prestación de servicios y el cumplimiento de los pagos con trabajadores, lo que coloca a Veracruz en medio de una crisis de gobernabilidad que pone en riesgo la paz del estado.

Por ello, con base en el artículo sexto de la Ley de Coordinación Fiscal, proponen que el gobierno federal designe un interlocutor en la Secretaría de Hacienda para dialogar con los alcaldes de Veracruz para que los recursos que sean dispersados a los ayuntamientos lleguen de manera íntegra y puntual para que puedan tener el destino correcto.

“Además, solicitaron a la comisión de cuenta pública de diputados una partida especial a considerar en el presupuesto del año entrante y que se creé un fondo especial para apoyar a Veracruz”, aseguró Américo Zúñiga.

“Queremos no solo tener lo que se nos adeuda de manera puntual, sino que los recursos próximos, provenientes de las participaciones y aportaciones federales, lleguen a donde deben de llegar que es a los pobladores”, destacó el alcalde de Xalapa al hacer notar que no están seguros que el gobierno de Flavino Ríos no esté desviando recursos como sucedió con Javier Duarte.

Al salir del Senado, el más de medio centenar de alcaldes marchó por Paseo de la Reforma -ante el enojo de los automovilistas- para dirigirse hacia la Secretaría de Gobernación en Avenida Bucareli, donde también expresaron su descontento.