MILENIO DIGITAL 
11 de septiembre de 2015 / 08:30 a.m.

Ciudad de México.- El pleno de la Cámara de Diputados emplazó a la Procuraduría General de la República (PGR) y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) a investigar en el ámbito de sus respectivas facultades el tráfico de menores en el estado de Sonora, con la participación y complicidad de funcionarios públicos.

Al presentar el correspondiente punto de acuerdo en la tribuna parlamentaria, la legisladora priista Sylvana Beltrones urgió al Ministerio Público Federal a investigar y proceder contra los responsables de trata y tráfico ilegal de personas, delincuencia organizada, cohecho, así como uso indebido de atribuciones y facultades, entre otros delitos.

Instó asimismo al "ombudsman" nacional a coadyuvar en las investigaciones del caso por la "grave violación a los derechos humanos" y asegurar la reparación del daño a las víctimas.

Padres de familia denunciaron en mayo pasado la operación de una red de tráfico de niños recién nacidos en el Hospital Infantil del Estado de Sonora, donde funcionarios públicos y personal médico extraían a los menores para venderlos hasta en 20 mil dólares, sobre todo a ciudadanos estadunidenses.

Por ello, puntualizó la diputada Beltrones, "la existencia de una red que operaba bajo el amparo del DIF estatal y tenía vínculos internacionales exige una investigación más a fondo, ya que las autoridades locales han demostrado una franca incapacidad e indolencia".

Deploró, en ese sentido, la falta de pulcritud jurídica y la sospechosa omisión ante los hechos en que se han visto involucrados funcionarios públicos estatales.

"Es incomprensible que la Procuraduría General de Justicia de Sonora no haya procedido contra los presuntos responsables desde el momento en que se detectó el ilícito de tráfico de menores y más aún, que con la existencia de pruebas haya procedido a dejarlos en libertad", acusó.