JORGE MARTÍNEZ | MILENIO DIGITAL
9 de abril de 2015 / 10:15 a.m.

Guadalajara.- Una de las líneas de investigación que sigue la Fiscalía General de Jalisco sobre el asesinato de 15 agentes de la Fuerza Única Regional en el municipio de San Sebastián del Oeste es que quienes organizaron el ataque son expertos en este tipo de tácticas, que no se habían presentado al menos en el estado en el combate al crimen organizado.

De acuerdo con funcionarios cercanos a la indagatoria, quienes perpetraron la emboscada están capacitados en tácticas de guerrilla, emboscada y contraemboscada, además de ser expertos en el uso de explosivos, por lo cual no descartaron que se trate de ex militares o ex policías técnico-tácticos.

En el lugar de los hechos, muy cerca de las tres camionetas que fueron atacadas con los policías a bordo, se encontraron algunos dispositivos que están siendo analizados por el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), que pueden tratarse de artefactos explosivos usados en el lugar.

El IJCF lleva a cabo pruebas periciales de cada una de las evidencias encontradas en el lugar del ataque, que los lleve a dar con el paradero de los atacantes y determinar si las armas utilizadas tienen alguna relación con otros hechos delictivos.

Policías de Jalisco
Familiares de los policías, acudieron a su despedida. | MILENIO

La Procuraduría General de la República, a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo en su delegación en Jalisco, inició una averiguación previa por el delito de delincuencia organizada y violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos contra 10 hombres y una mujer que presuntamente participaron en el atentado al comisionado de Seguridad estatal, Alejandro Solorio, el pasado 30 de marzo.

El representante de la Federación tiene 48 horas para resolver la situación jurídica de los implicados conforme a derecho y determinar si se consigna a alguna autoridad judicial.

Según la versión de las autoridades, el ataque a los policías que murieron en la carretera Mascota-Las Palmas está ligado al mismo grupo que atacó al comisario.