MILENIO DIGITAL
8 de diciembre de 2015 / 08:22 a.m.

México.- De acuerdo con los informes satélitales que la Procuraduría General de la República (PGR) ha obtenido, no existe registro claro de que en Cocula haya habido un incendio los días 26 y 27 de septiembre de 2014.

Así lo dio a conocer ayer el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al informar que de lo que sí hay evidencia es de que en el área de Iguala hubo precipitaciones pluviales el 26 de septiembre y entre la 1 y las 4 de la madrugada del 27 de septiembre, y que se infiere que lo mismo sucedió en el área de Cocula.

Comentó que pidió a la PGR "registros o fotografías satelitales" para evaluar la existencia del llamado "incendio del basurero de Cocula", y que el informe entregado concluye que "sí llovió en Iguala... y no se detectó un incendio en la población de Cocula".

Para el GIEI este análisis "apoya totalmente las revelaciones incluidas en su informe, y que debe ser aportado como un material fundamental en la realización de cualquier estudio".

Carlos Beristain, Angela Buitrago y Alejando Valencia, tres de los cinco integrantes del GIEI, al presentar su primer informe de la segunda etapa de apoyo técnico a la investigación sobre el caso de los normalistas, comentaron que el estudio meteorológico fue realizado "por una institución reconocida; tratamos de guardar la reserva propia del expediente para evitar filtraciones que no convienen a la investigación. Fue una prueba solicitada por la PGR".

En este informe se señala que no hay fotografìas satelitales claras de que haya existido un incendio en el basurero de Cocula, esto a pesar de que la Universidad de Innsbruck identificara en los restos óseos localizados en la periferia del basurero y del río San Juan a Jhosivani Guerrero de la Cruz y Alexander Mora Venancio.

Ángela Buitrago mencionó que "la hipótesis del basurero de Cocula nace de las declaraciones de algunos presuntos inculpados, y lo que están haciendo el GIEI y la PGR, en esta segunda etapa, es pedir evidencia, evaluar la prueba y posteriormente se tomará una posición".

El informe expresa también que respecto a la voluntad de la PGR de hacer un nuevo estudio de fuego en el basurero de Cocula, el GIEI señaló anteriormente a la procuraduría que no lo considera necesario, pero se tomó el acuerdo conjunto de establecer las características de los peritos y las condiciones adecuadas para hacer un nuevo dictamen.