11 de febrero de 2015 / 10:12 p.m.

Río de Janeiro.- Una explosión en un buque de la petrolera estatal Petrobras frente a la costa de Brasil dejó cinco trabajadores muertos y cuatro desaparecidos en la región este de Brasil.

La Secretaría de Salud del estado de Espírito Santo informó que se registraron 10 heridos, dos de ellos con quemaduras graves y ocho víctimas de otras lesiones. Las operaciones en el buque Cidade Sao Mateus, a unos 600 kilómetros al noreste de Río de Janeiro, fueron interrumpidas, aunque no hubo derrame de combustible y la plataforma estaba en condición "estable".

La Federación Única de Petroleros dijo en su sitio de internet que la explosión en el buque fue causada por una fuga de gas en el área del motor del barco y fue seguida por un fuego que luego se controló. Había 74 trabajadores a bordo al momento del accidente y 32 de ellos fueron evacuados.

Petrobras lamentó en un comunicado el accidente y dijo que el navío fue arrendado por la petrolera de la empresa noruega BW Offshore desde junio de 2009. BW Offshore no respondió a una solicitud de información.

La plataforma se ubicaba a 40 kilómetros de la costa en los campos Camarupim y Camarupim Norte y es una de varias que Petrobras navega en el Océano Atlántico para producir y almacenar petróleo mientras explora sus campos en alta mar que estiman podrían contener entre 70 mil y 100 mil millones de barriles de petróleo.

La Agencia Nacional de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles envió a dos equipos a seguir la investigación del accidente a la sede de la petrolera estatal en Río de Janeiro y al buque Cidade Sao Mateus. Agregó que el barco recibió este año una declaración de inspección.

El accidente se suma a la lista de problemas que enfrenta la petrolera estatal en los últimos meses mientras investigadores federales continúan ampliando una averiguación sobre una red de sobornos en la que las principales constructoras del país efectuaban pagos ilegales a ejecutivos de Petrobras a cambio de contratos con precios inflados. La fiscalía estima que cientos de millones de dólares fueron intercambiados.

FOTO: Reuters

AP