2 de septiembre de 2014 / 02:24 p.m.

México.- Con base a los peritajes practicados por la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR, la explosión de las oficinas del Servicio de Administración Tributaria (SAT) en Piedras Negras Coahuila, ocurrida el pasado domingo, fue producida por una fuga de gas.

En rueda de prensa, el director en jefe de la AIC, Tomás Zerón de Lucio, especificó que el incidente fue derivado de una fractura en la línea de gas natural, administración adyacente al edificio.

Destacó que elementos de la AIC en materia de criminalística de campo, medicina forense, fotografía, video, incendios y explosiones, intervinieron en el lugar para realizar los estudios científicos desde las primeras horas posteriores al evento.

Asimismo, destacó que en la explosión resultaron lesionadas seis personas y murió una.

Los estudios indicaron que posterior a la explosión se originó un incendio en el lugar, pero no se encontraron indicios de algún material explosivo y las lesiones que presentan las personas son por quemaduras y no por esquirlas proyectadas por algún artefacto.

De esta forma, señaló que de acuerdo a las características que presenta el edificio posterior al incendio se estableció que la explosión, de tipo difusa, fue producida por gas.

Especificó que el punto de origen del estallido fue la parte central de dormitorio de hombres junto al almacén por donde pasa de manera subterránea una línea de gas presurizada de polietileno y a unos metros del muro norte del edificio siniestrado se encuentra una línea de distribución de gas natural subterránea.

Encima de la línea de gas se realizan obras de remoción de tierra para introducir drenaje por el municipio y esa fue la que presenta una fractura producida por la maquinaria al momento de escavar la zanja, a exactamente 7.40 metros del muro norte y cinco centímetros del muro oeste.

Esta línea de distribución fracturada corre paralela al muro del inmueble afectado a 1.18 metros de profundidad, la mecánica de suelos, indica que la porosidad del terreno constituido por piedras y arcillas permitió que el gas fugado se esparciera de manera subterránea hacia el interior del inmueble y se acumulara con las horas.

En el lugar no existe una válvula para el cierre de las tuberías de gas, por lo que éstas continúan con una presión positiva al permitir el escape del material, por lo que se requirió a la empresa Compañía Nacional de gas, para realizar las maniobras necesarias y suspender el fluido de hidrocarburo en esa zona.

La coordinación estatal de servicios periciales de Coahuila intervino de manera conjunta con la Procuraduría General de la República (PGR) para determinar los daños a las instalaciones del SAT y a otros bienes afectados.

FOTO: Especial

NOTIMEX