MILENIO DIGITAL
2 de agosto de 2016 / 08:02 a.m.

MÉXICO.- Ni los problemas de inseguridad ni los señalamientos de corrupción a gobiernos estatales ni las protestas de la CNTE han inhibido la inversión extranjera o afectado al sector exportador en entidades como Veracruz, Chihuahua, Quintana Roo, Oaxaca y Michoacán.

Así lo aseguraron los directores estatales de ProMéxico en dichas entidades, quienes descartaron que hasta el momento algún inversionista nacional o extranjero haya cancelado proyectos por esas situaciones e incluso destacaron que en los últimos días se han incorporado más compañías a este esquema.

Tan solo en los casos de Oaxaca y Michoacán se cuentan con 90 y 274 empresas nacionales, respectivamente, que cuentan con el respaldo de ProMéxico para promover sus productos y servicios a Estados Unidos y a diversos países de Asia y Europa. En ambos estados, dichas firmas mueven flujos por más de 2 mil millones de dólares anuales.

ProMéxico es el organismo del gobierno federal encargado de atraer inversiones del exterior, facilitar la exportación de productos mexicanos y promover la internacionalización de empresas nacionales.

Los gobiernos priistas de Javier Duarte (Veracruz), César Duarte (Chihuahua) y Roberto Borge (Quintana Roo) han sido señalados por cometer presuntos actos de corrupción.

Veracruz se ha caracterizado en los últimos años por la inseguridad, casos de violencia y ahora la confrontación entre los actores políticos. ¿Estos factores han incidido de manera negativa en la inversión o el desarrollo de empresas exportadoras? —se le preguntó al director de ProMéxico en esa entidad, Luis Manuel Cuevas.

—Hasta donde yo tengo conocimiento, y no quiere decir que no suceda, pero de acuerdo con la información que tenemos en la oficina de ProMéxico, no hemos tenido casos de empresas que no hayan llegado en cuestión de inversión o empresas que hayan reducido sus exportaciones por este tema —respondió.

En el caso de Veracruz, el SAT documentó la existencia de 34 contribuyentes vinculados a un presunto desvío de recursos durante el gobierno actual, por lo que ya se han presentado 32 denuncias ante la PGR.

En entrevista durante la tercera reunión anual de consejeros internacionales y directores estatales de ProMéxico, Cuevas también negó reportes de quejas o inconformidades de los inversionistas por actos de corrupción del gobierno estatal saliente.

En tanto, el director estatal de ProMéxico en Chihuahua, Carlos Alberto Yates, subrayó que la inseguridad no es ya un factor que desincentive el arribo de empresas de clase mundial al estado, y en particular a Ciudad Juárez, la cual hace algunos años estuvo entre las urbes más violentas del mundo.

De acuerdo con los funcionarios, las imputaciones de corrupción a los gobiernos de César Duarte y Roberto Borge tampoco han impactado de manera negativa para la atracción de inversiones y exportación de productos.

"Los acuerdos y apoyos que gestionamos a través de ProMéxico están ajenos a lo que pasa en otras esferas y ya serán las instancias legales correspondientes las que decidan qué rumbo tomar en esos casos que se mencionan", detalló Yates.

"No hemos tenido nunca una queja de una empresa que llegue y que nos diga, ni por parte de un inversionista ni de una empresa exportadora, nunca se han acercado a ProMéxico a tocar un tema de esa naturaleza", sostuvo el director estatal en Quintana Roo, Sergio Riveroll.

En tanto, las encargadas estatales en Oaxaca y Michoacán, Thalia Friligos y Susana González, respectivamente, garantizaron que las empresas exportadoras no han tenido un solo peso de pérdidas derivado de los bloqueos carreteros, así como a las vías del tren y demás protestas de la CNTE desde hace más de dos meses en ambas entidades.