MILENIO DIGITAL
2 de octubre de 2015 / 08:36 a.m.

México.- Ninguno de los 13 delincuentes de alta peligrosidad que México extraditó a Estados Unidos corre riesgo de ser sometido a la pena de muerte, aseguró el subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR), José Alberto Rodríguez Calderón.

El miércoles pasado, la PGR entregó a Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, ex jefe de sicarios de los cárteles de Sinaloa y de los Beltrán Leyva; Jorge Eduardo Costilla, El Coss, ex líder del cártel del Gofo y de Los Zetas, y 11 delincuentes más.

En entrevista el funcionario federal señaló que algunos procesos de extradición se llevaron al menos cuatro años de litigio, pero aclaró que ningún prisionero está en riesgo de enfrentar la pena capital.

"Todo esto se basa en el Tratado Internacional de Extradición que está vigente entre México y Estados Unidos desde 1978. Este tratado establece condiciones y requisitos que son perfectamente distinguibles. Uno de ellos establece que no se podrá aplicar la extradición cuando el delito que se reclama tenga como pena, la pena de muerte; en este sentido, no aplicaría para ninguna persona extraditable", puntualizó.

El subprocurador Rodríguez Calderón descartó que la entrega de criminales pueda traer como consecuencia algún riesgo para el Estado mexicano, como ocurrió en Colombia en su momento.
"Recordemos que en ese momento, el poder y el narcotráfico llegaba a niveles realmente escandalosos y eso obviamente debilitó a las instancias y provocó todo ese golpeteo. Nosotros estamos en otras circunstancias", subrayó.

El funcionario rechazó que la extradición de los 13 criminales a Estados Unidos se realizara como respuesta por la fuga de Joaquín 'El Chapo' Guzmán del penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, ocurrida el pasado 11 de julio.

"Cuando ocurrió hace meses la evasión de Joaquín Guzmán se reclamaba a la procuraduría (General de la República) de manera muy puntual, el que si ya existía una petición de extradición (los estadunidenses lo solicitaron 17 días antes de la huida) por qué no se había otorgado. Quiero explicarlo de manera muy puntual:

"El proceso de extradición inicia cuando la autoridad extranjera solicita a México, a través de la cancillería; la cancillería remite el trámite a PGR; revisamos que toda la documentación esté ajustada a lo que establece el tratado bilateral".

Los reos tienen derecho de audiencia y pueden solicitar los recursos legales para evitar su entrega.