Óscar Rodríguez, Víctor Hugo Michel, Francisco Mejía, Israel Navarro, Rogelio Agustín, Mónica García y Rubén Mosso | MIlenio
9 de junio de 2015 / 07:03 p.m.

México.- La disidencia magisterial y los padres de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa fracasaron en su intento por boicotear los comicios, ya que, de acuerdo con un balance del INE, se contabilizaron 73 incidentes en todo el país.

La Procuraduría General de la República (PGR) detuvo a 56 personas en todo el país con averiguación previa como probables responsables de la comisión de diversos delitos perpetrados en la jornada electoral de ayer.

De acuerdo con la institución, 42 de los detenidos se encuentran a disposición de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, siendo la primera vez que la PGR realiza capturas derivadas directamente de la celebración de unos comicios.

A través de sus delegaciones estatales, la Fepade inició 115 averiguaciones previas, de las cuales, 25 se realizaron en la mencionada fiscalía y 90 en las delegaciones de la PGR y en el Instituto Nacional Electoral (INE).

Mediante el mecanismo de atención ciudadana Fepadetel (53 46 31 03 de la Ciudad de México y 01 800 8 33 72 33 del interior de la República), ayer se recibieron mil 163 llamadas, mientras que en el sistema Fepadenet se atendieron 214 correos electrónicos.

Los estados de Oaxaca, Chiapas y Guerrero concentraron los hechos de violencia más significativos y la quema de material electoral en distintas casillas, lo que derivó en la suspensión de las elecciones en el municipio de Tixtla.

Aunque en la jornada se registró la quema de urnas y saqueo de material electoral se logró instalar la mayoría de las casillas en Oaxaca, Guerrero y Michoacán, donde a lo largo de la semana los amagos del magisterio fueron más constantes.

De acuerdo con cifras del INE, de las 148 mil 409 casillas que se debían instalar para la jornada electoral en todo el país, solo se vieron imposibilitados de colocar 182, la mayoría en Oaxaca y Guerrero.

LA CNTE EN OAXACA
Quema de boletas en Oaxaca
El INE reportó que en 15 municipios se registraron disturbios| Ap

El movimiento magisterial en Oaxaca inició sus movilizaciones desde temprano para impedir la instalación de casillas.

En Oaxaca, el presidente del Consejo Local del INE, Roberto Cardiel, aceptó que de las 11 juntas distritales, una tuvo que trabajar en una sede alterna y tres empezaron sus labores después del mediodía; además tuvieron que cerrar antes de la hora de la votación debido a diferentes disturbios.

Cardiel afirmó que la instalación de casillas llegó a 85 por ciento.

Reportó que en 15 municipios se registraron disturbios, en cinco de ellos hubo enfrentamientos entre policías federales, el Ejército y profesores de la coordinadora.

Se estima que por la destrucción y nulificación de las casillas dejaron de ejercer su voto unos 140 mil ciudadanos, aunque la participación ciudadana fue de menos de 30 por ciento del padrón electoral.

Los docentes, luego de las irrupción de su bloque oscuro, se replegaron en su plantón del centro histórico, donde frente a la sede de palacio de gobierno encendieron una gran fogata en la que quemaron el material electoral sustraído por la fuerza.

En la zona costera, docentes de la CNTE instalaron barricadas con dos autobuses secuestrados para evitar la salida de material electoral. El PRD en el estado anunció que solicitará la anulación de las votaciones en Teotitlán de Flores Magón y Tehuantepec, donde no se logró instalar ni 5 por ciento de las casillas.

Además de estos últimos, fueron los distritos de Oaxaca, Juchitán, Tehuantepec, Pinotepa Nacional y Miahuatlán donde se registró el mayor número de irregularidades y hechos vandálicos.

GUERRERO Y LOS 43

En Tixtla, principal bastión de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, la población dio la espalda al movimiento y sus acciones de boicot electoral y confrontaron al movimiento para ejercer su derecho al voto.

Desde las 07:00 horas, una brigada de jóvenes cubiertos del rostro comenzó a recorrer la cabecera municipal para ubicar las casillas que pretendían instalarse en desacato a la línea trazada por los padres de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala durante la noche del 26 de septiembre de 2014.

Antes de las 09:00 horas habían destruido 14 de las 50 casillas previstas para la población, todas incendiadas.

El contingente avanzó sin complicaciones hasta que llegó a la colonia Vicente Guerrero, ubicada a la orilla de la carretera federal Chilpancingo-Tlapa, donde los vecinos resolvieron no permitir que se consumara el boicot.

A los normalistas les salieron al paso hombres y mujeres armados con piedras, palos, tubos y machetes, que resistieron para poder ejercer su voto.

Sobre la cinta asfáltica intercambiaron pedradas, de los normalistas resultaron dos descalabrados y del lado de los colonos el saldo fue blanco.

Después de más de 20 minutos de confrontación, los de Ayotzinapa decidieron replegarse, confiados porque, entre otras cosas, ya habían destruido el número suficiente de casillas para solicitar la nulidad.

Aproximadamente a las 09:30 los alumnos regresaron a su plantel, ubicado en la entrada sur y los oponentes se quedaron en posesión de la carretera para garantizar que la población votara.

Dos horas más tarde, la presidenta del Instituto Electoral y Participación Ciudadana (IEPC), Marisela Reyes Reyes, declaró la nulidad de la elección en Tixtla.

Más tarde, el vocal ejecutivo del Instituto Nacional de Elecciones de Guerrero, David Alejandro Delgado Arroyo, sostuvo que ni el organismo federal ni el local tienen atribuciones legales para declarar la nulidad de la elección en Tixtla.

Dijo que para echar abajo la elección de alcalde debe promoverse una impugnación ante el órgano electoral local, y los que tienen la atribución para hacerlo son los partidos que contienden.

Si no hay impugnación, los resultados que se obtengan pueden ser contados y con base en ellos, integrar constitucionalmente a la autoridad municipal.

En Tixtla había previstas 50 casillas, 26 fueron anuladas y en 24 la votación llegó a buen fin, por lo que hay expectativas para esperar el resultado que se registre en el conteo final.

Camioneta quemada en Chilpancingo
Una camioneta fue abandonada con cajas repletas de basura, bombas molotov y petardos los cuales explotaron| Ap

En Chilpancingo, desconocidos abandonaron una camioneta pick up que se incendió a 50 metros de las instalaciones del Instituto Electoral de Participación Ciudadana (IEPC), justo frente a una sucursal bancaria.

La unidad fue abandonada con cajas repletas de basura, además de bombas molotov y petardos que estallaron muy cerca de una columna de policías antimotines.

Después, la Ceteg exigió que la Policía Federal entregara a 15 profesores que fueron detenidos por su presunta participación en la quema de la camioneta.

Reyes Guerrero reconoció que hay por lo menos 40 policías federales retenidos en la colonia Tepeyac, pero negó que los integrantes de la Ceteg sean los responsables de dichas detenciones.

VIOLENCIA EN TLAPA
Queman camioneta en Tlapa
Habitantes de Tlapa amenazaron con linchar a policías quemando una camioneta| Ap

Un grupo de 500 personas de Tlapa retuvieron por cuatro horas a 10 policías federales con la exigencia de que se liberara a siete detenidos por delitos electorales.

Durante la detención los pobladores amenazaron con linchar a los elementos de la policía, quemaron un vehículo de la corporación y destruyeron otro más con tubos y palos.

Después de varias horas de negociación sin resultados, unos 100 federales y soldados rescataron por la fuerza a los retenidos en un local adjunto a la iglesia de ese lugar cerca de las 9:20 de la noche.

Derivado del enfrentamiento, se tuvo un saldo de una persona muerta. Fue un joven, aparentemente egresado de la Universidad Pedagógica Nacional, que murió camino el hospital por golpes en el tórax.

Por parte de la Policía Federal se reportaron 20 policías lesionados en el enfrentamiento.

La confrontación, de acuerdo con vecinos de la colonia Tepeyac comenzó alrededor de las 21:05 horas del domingo y se prolongó por espacio de media hora.

"Lanzaron luces de bengala para iluminarse, se escuchaban las detonaciones hasta cuatro cuadras y el olor a gas lacrimógeno era insoportable. De pronto volvió el silencio y por algunos instantes solamente se escuchó el ulular de sirenas", dijo una vecina contactada vía telefónica.

SALDO EN CHIAPAS

Al final de la jornada electoral en Tuxtla Gutierrez, Chiapas, el saldo fue de 11 detenidos y 22 casillas quemadas y robadas.

El municipio de Ocosingo fue el primero que registró quema de casillas y fue el único lugar donde hubo detenidos, informó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), a través de la Fiscalía Electoral.

De acuerdo con la indagatoria, los detenidos fueron capturados en flagrancia cuando al manifestarse incendiaron una casilla electoral instalada en el parque central de esa localidad.