MÉXICO
14 de noviembre de 2017 / 09:26 a.m.

MÉXICO.- Autoridades estatales y federales informaron que la falta de agua en las cascadas de Agua Azul se debe a un colapso en el caudal del que recibe agua, por lo que buscarán desviar el curso del río en su dirección original.

Este colapso, explicó la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en un comunicado, se debe a cuestiones naturales.

Detalló que el río Agua Azul se deriva en dos afluentes, el derecho es el que lleva al sitio turístico de las cascadas de Agua Azul y el otro, de la izquierda, que rodea esa zona y se une aguas más abajo en la misma dirección del río Shumula.

Se identificó que en el brazo derecho, que alimenta las Cascadas, presenta un colapso en uno de sus bordos, lo que ha generado que gran parte del agua se desvíe hacia el otro brazo, lo que ocasionó que el sitio turístico disminuyera sus niveles de agua.

Este colapso se formó por varios factores:

• Depósito de sedimentos aguas arriba del río, lo que provocó el cambio en la dirección del flujo hacia abajo.

• Alta sismicidad que presenta la zona.

• El suelo está compuesto principalmente por roca caliza cárstica, la cual se degrada y se vuelve vulnerable durante los sismos.

Para reestablecer las condiciones hidráulicas originales, la Conagua anunció que "realizará trabajos de excavación de un tajo sobre el brazo derecho, específicamente a la altura donde el agua se desvía hacia el brazo izquierdo, para reorientar el flujo a su condición habitual".

El organismo anunció que restituirá el bordo del brazo derecho del río, a través de un muro de mampostería envuelto con material filtrante y una capa de suelo, que permitirá reestablecer su condición previa. Se comenzarán los trabajos de retiro del depósito de sedimentos ubicado aguas arriba sobre el río.

El delegado en Chiapas de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Adrián Méndez, y el secretario de Protección Civil en la entidad, Luis Manuel García Moreno, aseguraron que en un estudio preliminar se tienen identificadas las causas como multifactoriales, debido a la deforestación, así como posibles cuestiones geológicas.

Señalaron que se están realizando los estudios integrales, ambientales y geológicos necesarios para determinar la causa principal de este suceso y encontrar una solución para recuperar este punto turístico y natural.

La semana pasada, las Cascadas presentaron una disminución de caudal que fue reportada por los ejidatarios, el jueves 9 de noviembre, el agua en el brazo derecho del río descendió aproximadamente un metro y, por consecuencia, redujo más el caudal en las Cascadas.


ilp