MILENIO DIGITAL/DAVID MONROY E IGNACIO ALZAGA
29 de abril de 2015 / 12:32 p.m.

México.- Los comisionados nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, y de la Policía Federal, Enrique Galindo, afirmaron por separado que aún falta neutralizar a 29 de los 122 objetivos criminales prioritarios del gobierno federal, y el primero confirmó que el cártel Jalisco Nueva Generación recibe “atención particular” del gobierno debido a su nivel de operación.

"No se les colocó en ningún orden, simplemente había que trabajar sobre esos 122 objetivos, de los cuales, hasta el momento, son 93 los que están neutralizados", informó..

Reiteró que "no existe una estructura criminal que no haya sido golpeada por la acción del gobierno", por lo que en corto plazo las autoridades darán resultados contra el grupo liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho.

Respecto a los enfrentamientos de los últimos días en Tamaulipas, el comisionado dijo que “no se le ha dado la vuelta todavía” al tema, pero puntualizó que hay avances.

En entrevista, Rubido reconoció que aún hay zonas complejas, como Reynosa y Matamoros; sin embargo, dijo que la violencia se está reduciendo "al combate de fuerzas de seguridad con grupos delincuenciales, y no con civiles”.

Como lo aseguró el lunes pasado el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, Rubido afirmó que desde la implementación de la estrategia de seguridad estatal, 14 de los 15 delincuentes “que estaban sembrando miedo” han sido detenidos.

Hay avances de seguridad en Tamaulipas: Rubido

El funcionario resaltó que la estrategia de seguridad del gobierno ha logrado avances notables pese a la adversa situación de seguridad, y a lo que se comprometieron el Presidente y el secretario de Gobernación.

Comentó que la División de Gendarmería se convirtió en menos de un año en la corporación de seguridad más confiable con casi 62 por ciento de aprobación de la ciudadanía de acuerdo con la reciente encuesta de seguridad que hizo el INEGI.

El comisionado dijo que continúan los retos de seguridad, no solo para merar la capacidad de operación de los grupos delincuenciales, sino en dos vertientes: el establecimiento del mando único que permita tener 32 “sólidas, confiables y eficaces” policías estatales, y la consolidación del nuevo sistema de justicia penal que debe entrar en vigor en junio de 2016.