20 de octubre de 2014 / 02:11 a.m.

México.-La Policía Federal y el Ejército mexicano tomaron el control de 12 municipios de Gurrero y uno del Estado de México debido a que se presume que los policías están vinculados con el grupo criminal Guerreros Unidos, responsables de la desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Así lo informó el titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido García, quien también anunció la detención del síndico de Iguala, Óscar Chávez Pineda, quien era el encargado del despacho de esa alcaldía guerrerense, tras la ausencia de José Luis Abarca.

En la PGR, Rubido dijo que los policías de los 13 municipios fueron trasladados a Tlaxcala a la sexta región militar, mientras que la Secretaría de la Defensa Nacional, revisa la licencia de las armas y la PGR realiza el peritaje para determinar si el armamento guarda relación con el crimen organizado.

Los municipios de Guerrero donde las fuerzas federales se harán responsables de brindar seguridad son Apaxtla, Arcelia, Buenavista de Cuéllar, Coyuca de Catalán, Ixcateopan, Pilcaya, Taxco de Alarcón, Tlepehuala, Teloloapan, Cocula, Iguala, Altamirano; y del Estado de México, Ixtapan de la Sal.

Acompañado del titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, y el titular de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio, el comisionado manifestó que a petición del Estado mexicano se solicitó la asistencia técnica de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que otorgue medidas cautelares para las familias de los estudiantes desaparecidos.

FOTO: Especial

RUBÉN MOSSO